Crisis de Coronavirus

Por tratarse de un tema de salud pública y de alto interés informativo, como servicio a los usuarios, CVCLAVOZ ha decidido habilitar este espacio con toda la información más relevante en cuanto a la pandemia del coronavirus.

Please log in or register to like posts.
Blog
Cuando pensamos en la muerte, a menudo nos enfocamos únicamente en la que conocemos: el fin de la vida; sin embargo, las Sagradas Escrituras nos hablan de dos tipos de muertes: la primera es la muerte física y la segunda es la muerte espiritual.

Cuando revisamos lo que dice la Biblia acerca de la muerte entendemos que tanto la muerte espiritual como la física tienen un motivo; pero que también tienen una solución. Debemos aprender más de este tema para que cuando leamos la Palabra de Dios sepamos distinguir a cuál de ellas se refiere un pasaje bíblico en particular.

¿Qué dice la Biblia acerca de la muerte?

Muerte física

Muy duro tendrás que trabajar para conseguir tus alimentos. Así será hasta el día en que mueras, y vuelvas al polvo de la tierra, del cual fuiste tomado. Tú no eres más que polvo, ¡y al polvo tendrás que volver!

Génesis 3:19 (TLA)

El primer tipo de muerte que encontramos es la que conocemos y la que le llega a cualquier persona. La Biblia deja en claro que los seres humanos no fuimos creados para permanecer eternamente en la Tierra. Entonces, la muerte física es como una especie de transición que sirve para que podamos ir al lugar eterno que hemos elegido: el cielo o el infierno.

Aunque la muerte física de algún ser querido o conocido nos produce dolor y tristeza porque no veremos más a esa persona; la Biblia nos da esperanza porque nos dice que la muerte no es el final: es un proceso.

Ahora, esto no quiere decir que debemos buscar la muerte con tal de pasar a la vida eterna. Cuándo y cómo se termina nuestra existencia en este planeta es decisión de Dios: Él nos dio la vida y sólo Él tiene derecho a quitárnosla (1 Samuel 2:6). En el tiempo que nos concede debemos hacer buen uso de esa vida y vivir de acuerdo a sus preceptos y cumplir el propósito para el cual fuimos creados.

Muerte espiritual

Si bien este término no se encuentra literalmente, en las Sagradas Escrituras encontramos que la muerte espiritual se da cuando una persona está viva en cuerpo, pero muerta en el espíritu. De esta muerte es la que Dios les advirtió a Adán y Eva:

Mas del árbol de la ciencia del bien y del mal no comerás; porque el día que de él comieres, ciertamente morirás.

Génesis 2:17 (RVR1960)

Desde que ambos desobedecieron y pecaron, todos los seres humanos nacemos espiritualmente muertos porque estamos separados de Dios.

La Biblia dice que esta muerte viene a causa de nuestros pecados (Romanos 6:23) ya que estos nos alejan de nuestro Creador. La muerte espiritual tiene al infierno como consecuencia, y por esta razón en la Biblia se nos advierte que no temamos a quien destruye el cuerpo, sino el alma (Mateo 10:28).

Sin embargo, Jesús murió en nuestro lugar y con su sacrificio creó un camino que nos lleva hacia Dios. Él dijo:

Yo soy la resurrección y la vida; el que cree en mí, aunque esté muerto, vivirá.

Juan 11:25 (RVC)

Es decir, que si aceptamos a Jesús y seguimos sus preceptos, aunque dejemos de existir en esta tierra, tendremos vida eterna después de la muerte física. Y esta vida eterna que Cristo otorga no es cualquier vida: es una muy especial preparada para nosotros (Juan 14:1-4).


El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

Reactions

2
6
0
0
0
0
Already reacted for this post.

Deja una respuesta