Crisis de Coronavirus

Por tratarse de un tema de salud pública y de alto interés informativo, como servicio a los usuarios, CVCLAVOZ ha decidido habilitar este espacio con toda la información más relevante en cuanto a la pandemia del coronavirus.

Please log in or register to like posts.
Blog

Siempre han habido personas que han buscado la aclamación y aprobación de la gente. Para esas personas, agradar a la gente es lo más importante, lo demás secundario. ¿Cómo eres tú?

Pues, ¿busco ahora el favor de los hombres, o el de Dios? ¿O trato de agradar a los hombres? Pues si todavía agradara a los hombres, no sería siervo de Cristo.

Gálatas 1:10 (RVR 1960)

El objetivo principal en todas las decisiones, actividades y servicios que el apóstol Pablo realizaba, era agradar a Dios. Si leemos las escrituras sobre la vida de Pablo después de su encuentro con Jesús, él nunca orientó su ministerio para agradar a los hombres. Para él lo más importante no era la opinión de las personas, sino la de Dios.

Agradar a las personas para Pablo era no pertenecer a Jesucristo, el mismo dijo «si todavía agradara a los hombres, no sería siervo de Cristo»

Todo lo que hagas hazlo para agradar a Dios

Y todo lo que hagáis, hacedlo de corazón, como para el Señor y no para los hombres; sabiendo que del Señor recibiréis la recompensa de la herencia, porque a Cristo el Señor servís. Mas el que hace injusticia, recibirá la injusticia que hiciere, porque no hay acepción de personas.

Colosenses 3:23-25 (RVR 1960)

Dios quiere que cada uno de sus hijos le sirva honestamente y con un corazón agradable a Él. Del mismo modo, Dios promete recompensar a aquellos que le sirvan de corazón y voluntariamente.

Por lo tanto, no debemos hacer las cosas para satisfacer a las personas ni para que nos aclamen. Debemos cambiar nuestra manera de pensar y que todo lo que hagamos sea el resultado de nuestra comunión personal con Dios.

Es decir, debemos agradar a Dios en todo lo que hagamos y buscar Su voluntad en todo tiempo. La palabra de Dios dice:

No sirviendo al ojo, como los que quieren agradar a los hombres, sino como siervos de Cristo, de corazón haciendo la voluntad de Dios.

Efesios 6:6 (RVR 1960)

Busquemos agradar a Dios en todo lo que hagamos y que nada nos aleje de ese objetivo principal.


El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

Reactions

5
6
3
0
0
0
Already reacted for this post.

Deja una respuesta