Aunque la tierra sea sacudida, no temeremos

Aunque la tierra sea sacudida, no temeremos

Aunque la tierra sea sacudida, no temeremos. Sin importar las circunstancias, nuestro gozo  debe ser superior a nuestros problemas, porque Dios está siempre en control.

Durante un temblor, los habitantes  de una población se alarmaron mucho y al mismo tiempo se sorprendieron al notar la calma y gozo de una mujer a la que conocían como protestante.

Al fin le preguntaron:

-Mujer, ¿no tiene miedo?, ¿Por qué se ríe?

-El tener un Dios que puede sacudir el mundo llena mi corazón de regocijo- respondió ella.

¿Tienes miedo?

Los terremotos, huracanes, volcanes en erupción, tsunamis, deslizamientos, etc. siempre han existido e incluso pareciera que ahora son más comunes. Pese al miedo que estos fenómenos pueden causar en nosotros, podemos confiar en que  Dios está en control de su creación y cuida de sus hijos.

Dios es nuestro refugio y nuestra fuerza; siempre está dispuesto a ayudar en tiempos de dificultad. Por lo tanto, no temeremos cuando vengan terremotos y las montañas se derrumben en el mar.

Salmos 46:1,2 (NTV)

No sabemos por qué Él permite que sucedan, pero podemos confiar en que su cuidado y protección son constantes.

No temas,  aunque la tierra sea sacudida

Desde el año pasado la tierra está siendo sacudida, quizás no por un terremoto pero una pandemia ha cambiado nuestras vidas.

Muchos tuvieron que cerrar sus empresas, otros fueron despedidos, miles hospitalizados y otros perdieron a familiares y amigos. No podemos hacer muchas cosas que hacíamos, incluso, rutinariamente.

Sin embargo, Dios sigue en control y pese a lo que estamos viviendo, el Señor sigue guardando y proveyendo para los que en Él confían. Y aún si Dios permitiera que la enfermedad toque nuestra vida o la de un familiar, será con un propósito y podremos ver su mano poderosa.

Ten fe y recuerda que aunque la tierra sea sacudida, no temeremos porque Dios está en control. ¿Lo crees?


El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana

CVCLAVOZ

. El presente se escribió en su totalidad por un ser humano, sin uso de ChatGPT o alguna otra herramienta de inteligencia artificial.

CVCLAVOZ

Facebook
Twitter
Email
LinkedIn
WhatsApp

¿No tienes con qué pagar tu deuda?

Todos tenemos una deuda que resulta impagable por nuestros propios medios, pero Jesús ya se encargó de pagarla por nosotros, solamente debemos aceptar ese regalo.

El beneficio de las ganancias

La paz que nos da la fe en nuestro Dios nos proporciona una vida más productiva y con más salud, sabemos que las ganancias que tenemos en Él son eternas.

¿Con deseos de venganza?

Los deseos de venganza nos alejan de la voluntad de Dios, mejor dejemos nuestra causa en Sus manos, Él obrará con justicia divina.

Tiempo de lectura:

2 minutes

Autor

Comentarios

Likes

0

Deja un comentario