Ayuda divina

Ayuda divina

Jehová es mi fortaleza y mi escudo; En él confió mi corazón, y fui ayudado, por lo que se gozó mi corazón, y con mi cántico le alabaré.

Salmos 28:7 (RVR1960)

David es un claro ejemplo de haber vivido batallas y situaciones complicadas que de no haber sido por la ayuda de Dios no habría podido alcanzar la victoria, el versículo de Salmos 28:7 nos muestra la plena confianza que él tenía en Dios al decir: “En el confió mi corazón y fui ayudado”.

Si estás teniendo dificultad para enfrentar tus problemas y ves que se te escapan de las manos; confía en Dios así como lo hizo David, que Él está dispuesto a ayudarte y darte la victoria.


El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana

CVCLAVOZ

. El presente se escribió en su totalidad por un ser humano, sin uso de ChatGPT o alguna otra herramienta de inteligencia artificial.

CVCLAVOZ

Facebook
Twitter
Email
LinkedIn
WhatsApp

¿Obligas a tu alma a estar contenta?

Muchas veces acudimos a distracciones pasajeras tratando de obligar a nuestra alma a estar contenta; sin embargo, solo Dios nos dará el gozo que necesitamos.

¿Estás alimentando tu madurez espiritual?

La única manera de reflejar a Jesús, es conociéndolo mejor y pasando más tiempo con Él, en oración y en la Escritura.

No tienes que ser perfecto para ser amado

No necesitas ser perfecto para que Dios te ame, su amor está basado en Jesús, quién dio su vida por ti.

Tiempo de lectura:

< 1 minute

Autor

Comentarios

Likes

0

Deja un comentario