Ayuda mi incredulidad
Ayuda mi incredulidad

Ayuda mi incredulidad

E inmediatamente el padre del muchacho clamó y dijo: Creo; ayuda mi incredulidad. 

Marcos 9:24 (RVR 1960)

La incredulidad es una piedra de tropiezo para la fe, pues sin fe es imposible agradar a Dios (Hebreos 11:6a). Sin embargo, la incredulidad que anhela y desea creer, puede ser transformada por Dios cuando pedimos de su ayuda. 

Un hombre se acercó a los discípulos para que liberaran a su único hijo, pues estaba atormentado por un demonio. Los discípulos no pudieron liberarlo, pero cuando Jesús se aproximó y habló con él, lo liberó.

Pero, el padre le dijo a Jesús: “…pero si puedes hacer algo, ten misericordia de nosotros, y ayúdanos.” Y Jesús le dijo: Si puedes creer, al que cree todo le es posible. Marcos 9:23 (RVR 1960)

Esta aseveración es elemental para todo cristiano, porque la fe es elemental y te acerca a Dios, en cambio la incredulidad te aleja. Pero el padre fue sincero, él quería creer pero le faltaba fe, por eso le dijo: creo, ayuda mi incredulidad. 

¿Dirías lo mismo? Ayuda mi incredulidad

El padre del hijo endemoniado sufría mucho, porque además era su único hijo. Seguramente cuando escuchó los milagros que hacía Jesús tuvo esperanza, pero también la duda lo invadía.

Es por ese motivo que necesitaba ayuda para superar su incredulidad, porque la voluntad para creer estaba presente.

Aquí ocurrieron dos milagros, el hijo fue liberado a una sola vos por Jesús y el padre superó la incredulidad que tenía. 

La fe es necesaria no solo para ver milagros sino para la comunión con Dios, es por ello que debemos alimentarla con la Palabra de Dios. Además de ser sinceros cuando nos cuesta creer; en oración pidámosle que ayude a superar la incredulidad.

Oración del día

Señor, reconozco que muchas veces mi fe tambalea, ayuda mi incredulidad, abre mis ojos para ver como tú ves. Quiero tener una fe firme y así ser testigo de lo que ella puede hacer con mi vida y con los demás a mi alrededor. 

Gracias Dios porque puedo ser sincero contigo y porque me ayudarás. En el nombre de Jesús, amén.

Aplicación

¿Cómo alimentas tu fe? Cuando te cuesta creer, ¿le dices a Dios?

El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana

CVCLAVOZ

. El presente se escribió en su totalidad por un ser humano, sin uso de ChatGPT o alguna otra herramienta de inteligencia artificial.

CVCLAVOZ

Facebook
Twitter
Email
LinkedIn
WhatsApp

El beneficio de las ganancias

La paz que nos da la fe en nuestro Dios nos proporciona una vida más productiva y con más salud, sabemos que las ganancias que tenemos en Él son eternas.

¿Con deseos de venganza?

Los deseos de venganza nos alejan de la voluntad de Dios, mejor dejemos nuestra causa en Sus manos, Él obrará con justicia divina.

Tiempo de alegrarnos en los problemas

Dios nunca dijo que no tendríamos problemas por creer en Él.

Tiempo de lectura:

2 minutes

Autor

Comentarios

Likes

3

Deja un comentario