¿Cuál es mi deber con el extranjero?

¿Cuál es mi deber con el extranjero?

El extranjero es aquel que viene de un país distinto. Por la situación económica de diferentes países, muchos han tenido que dejar su lugar de nacimiento para buscar una mejor vida, por ello, podemos conocer a varios extranjeros por donde caminamos.

Dios respalda al extranjero

Porque tuve hambre, y me disteis de comer; tuve sed, y me disteis de beber; fui forastero, y me recogisteis… Entonces los justos le responderán diciendo: Señor, ¿cuándo te vimos hambriento, y te sustentamos, o sediento, y te dimos de beber? ¿Y cuándo te vimos forastero, y te recogimos… Y respondiendo el Rey, les dirá: De cierto os digo que en cuanto lo hicisteis a uno de estos mis hermanos más pequeños, a mí lo hicisteis.

Mateo 25:35-40 (RVR 1960).

Nuestro deber es apoyar al extranjero. En el día del juicio el Señor te dirá «fui forastero y me recogiste», ¿cómo sabrás que apoyaste al mismo Dios? Simplemente porque Él toma en cuenta las acciones que hacemos por el necesitado, como propias.

¿Qué hiciste por ellos?

Y al extranjero no engañarás ni angustiarás, porque extranjeros fuisteis vosotros en la tierra de Egipto. A ninguna viuda ni huérfano afligiréis. Porque si tú llegas a afligirles, y ellos clamaren a mí, ciertamente oiré yo su clamor.

Éxodo 22:21-23 (RVR 1960).

Cuando alguien sale de su país de nacimiento se encuentra vulnerable porque está en tierra extraña, lamentablemente muchos se aprovechan de esta situación para engañar y esclavizar. El Señor nos advierte de que, si actuamos mal con ellos, Él escuchará su clamor y los defenderá, pero si hacemos el bien seremos bendecidos por Dios.

Obedece el mandamiento

Por tanto, amarás al extranjero, porque extranjeros fueron ustedes en la tierra de Egipto.

Deuteronomio 10:19

El Señor nos da un mandato y es «amar al extranjero». El amor debe ser demostrado en acciones, si conoces un extranjero te animo a hacerle sentir como en casa, quizá podrías preguntarle si tiene alguna necesidad, invitarle alimento u otros.

Recordemos que todas las acciones que hacemos por el extranjero, son para Dios mismo, en su tiempo Él recompensará nuestro amor y obediencia a su Palabra.


El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana

CVCLAVOZ

. El presente se escribió en su totalidad por un ser humano, sin uso de ChatGPT o alguna otra herramienta de inteligencia artificial.

CVCLAVOZ

Facebook
Twitter
Email
LinkedIn
WhatsApp

Su grande misericordia nos hizo renacer

Dios nos hizo renacer para darnos una herencia incorruptible y que no perece, ¡cuan agradecidos debemos estar por su infinito amor!

Tenemos dos clases de entendimiento

Hay dos tipos de conocimiento, el espiritual y el del mundo. Mucha gente se enfoca en desarrollar el conocimiento humano, pero nosotros debemos desarrollar más el espiritual.

Sus tiempos, no los nuestros

Nos gusta que las cosas sucedan cuando nosotros queremos, en el momento que planeamos, y olvidamos que los Sus tiempos son mejores que los nuestros.

Tiempo de lectura:

2 minutes

Autor

Comentarios

Likes

0

Deja un comentario