Crisis de Coronavirus

Por tratarse de un tema de salud pública y de alto interés informativo, como servicio a los usuarios, CVCLAVOZ ha decidido habilitar este espacio con toda la información más relevante en cuanto a la pandemia del coronavirus.

Please log in or register to like posts.
Blog

El que al viento observa, no sembrará; y el que mira a las nubes, no segará.

Eclesiastés 11:4 (RVR 1960)

Concentrarnos solo en las circunstancias exteriores muchas veces nos desenfocan de lo que debemos hacer. Necesitamos enfocarnos en lo que podemos realizar, pese a los riesgos, para así alcanzar lo que anhelamos.

¿Estás postergando aquello que tienes que realizar?  

La labor de un agricultor no es sencilla de realizar y muchas veces es compleja, porque su cosecha depende de muchos factores externos a su trabajo; sin embargo, este rubro continúa brindando su producción para alimentar a la población.

Así el agricultor corre riesgos cada vez que decide sembrar, porque una inundación, sequía o plaga, puede echar a perder todo el esfuerzo de su trabajo. Es así que ante el riesgo, toma la valiente decisión de continuar, sin ponerse a pensar tanto en lo que pudiera salir mal. 

Aquella semilla que está en ti, como un sueño de parte de Dios, una meta, un trabajo o algo que quieras conseguir, debe ser sembrada y labrada para que pueda ser realidad, pese a lo impredecible de los riesgos y circunstancias no favorables.

Siembra tu semilla por la mañana, y por la tarde no dejes de trabajar porque no sabes si la ganancia vendrá de una actividad o de la otra, o quizás de ambas.

Eclesiastés 11:6 (NVT)

No te detengas, recuerda: El que al viento observa, no sembrará

Deja de esperar que todo esté todo a tu favor, encomienda aquello que quieres realizar a Dios, para que te impulse a lograrlo. El trabajo que realices no será en vano, pues recibirás el fruto de tu inversión.

Continúa con el sueño que Dios te dio y que quedó paralizado. Asegúrate que Dios es parte de lo que quieres alcanzar y si es así, entonces comienza a dar pasos de fe, sabiendo que Dios es quien te respalda y que bendice el esfuerzo de tu trabajo.

Encomienda a Jehová tus obras, Y tus pensamientos serán afirmados.

Proverbios 16:3 (RVR 1960)

El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

Reactions

9
4
3
0
0
0
Already reacted for this post.

Deja una respuesta