En Tus manos

En Tus manos

Es un hecho que cuando ponemos las cosas en las manos de Dios, todo se resuelve de la mejor manera. Sin embargo, siempre tendemos a hacer las cosas a nuestra manera y es cuando nos salen mal, que recurrimos a Él. Que no sea así a partir de ahora, por favor. 

Recordemos cada día que todo fue hecho por nuestro Dios y si lo buscamos nos ayuda. Que todo el poder y la fuerza está en Sus manos y es Él quien pone y quita gobernantes, reyes y controla el universo entero. Y es precisamente ese Dios quien nos ama de manera sin igual.

 ¡Tuyos son, Señor, la grandeza, el poder, la gloria, el dominio y la majestad! Porque todo lo que hay en el cielo y en la tierra es tuyo. Tuyo es también el reino, pues tú, Señor, eres superior a todos.De ti vienen las riquezas y la honra. Tú lo gobiernas todo. La fuerza y el poder están en tu mano, y en tu mano está también el dar grandeza y poder a todos.

1 Crónicas 29:11-12 (DHH)

Mi vida y todos los sucesos los pongo en Tus manos

¿No es maravilloso saber que quien creó todas las maravillas que nuestros ojos pueden ver, tiene un afecto muy especial y profundo por nosotros? No me canso de decir que es un privilegio del cual debemos estar conscientes y decir todos los días: «Señor, me pongo en Tus manos.»

Es la mejor manera de comenzar y llevar tu día. Poniéndote en Sus manos desde que despiertas, agradeciendo a Dios por el nuevo día, la nueva oportunidad, la página en blanco sobre la que puedes escribir y llevar a cabo tus sueños. Dios te ama infinitamente. 

Y cuando las cosas no estén saliendo como tú lo deseas, déjale saber también: «Señor, pongo este asunto en Tus manos», porque no hay mejor manera de hacerlo. Su voluntad siempre es mejor que la nuestra, por tanto, deja de querer tener el control sobre todo y de hacer las cosas a tu manera. 

Porque todo aquel que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos, ese es mi hermano, y hermana, y madre.

Mateo 12:50 (RVR 1960)

Oración:

Bendito Señor, maravilloso Padre celestial, vengo una vez más ante Ti a orar, esta vez para que me ayudes a soltar riendas y pedirte que sea Tu voluntad. Que Tus manos se hagan cargo de mis asuntos, que esté yo totalmente convencido de Tu gran amor y Tu inigualable poder para resolver todo, que sin Ti no soy nada pero que contigo todo lo puedo, en el nombre de Cristo, Jesús, amén. 

Aplicación:

¿Cuáles son aquellos asuntos en los que has querido hacer las cosas a tu manera y cuando decides ponerlos en manos de Dios se te han resuelto mejor? Déjanos saber. Nos gusta conocer más de ti. Dios te bendiga. 


El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana

CVCLAVOZ

. El presente se escribió en su totalidad por un ser humano, sin uso de ChatGPT o alguna otra herramienta de inteligencia artificial.

CVCLAVOZ

Facebook
Twitter
Email
LinkedIn
WhatsApp

Confía, recibirás fuerza para soportar

Si Dios no quita la carga que llevas, ten por seguro que encontrarás alivio al confiar en Él, porque te dará la fuerza para soportar y mostrará su fuerza en ti.

Un amor que no tiene medida

Nunca nadie nos amará como Dios lo hace. Su amor inigualable y sin medida resulta incomprensible para nuestra mente humana, pero ¡es real!

Cuando se es, no hace falta probarlo

El magnetismo, carisma y gentileza de Jesús tienen que haber sido notorios y al igual que su manera sencilla de vivir, porque cuando se es, no es necesario probar nada.

Tiempo de lectura:

2 minutes

Autor

Comentarios

Likes

0

Deja un comentario