Entrega aquello que no puedes conservar
Entrega aquello que no puedes conservar

Entrega aquello que no puedes conservar

En muchas ocasiones nos aferramos a los títulos que hemos obtenido, a nuestras posesiones y a otras cosas más que no podremos conservar por mucho tiempo. Por eso, es mejor entregar aquellas cosas que no podemos conservar y ganar  las que no podemos perder.

Suelta lo pasajero

Hay una frase del predicador Jim Elliot que expresa una gran verdad: No es tonta la persona que da lo que no se puede quedar, para ganar lo que no se puede perder

Debemos se lo bastante listos para no malgastar nuestro tiempo, talentos y dones en las cosas pasajeras de la vida. Tenemos que saber distinguir dónde poner más de nuestro tiempo y esfuerzo.

Entrega aquello que no puedes conservar

Cuando permaneces con tus manos aferradas a aquellas cosas pasajeras, no podrás sujetarte de las cosas eternas. Si tu corazón está lleno de cosas terrenales, no tendrás lugar para lo espiritual. 

No os hagáis tesoros en la tierra, donde la polilla y el orín corrompen, y donde ladrones minan y hurtan; sino haceos tesoros en el cielo, donde ni la polilla ni el orín corrompen, y donde ladrones no minan ni hurtan. Porque donde esté vuestro tesoro, allí estará también vuestro corazón.

Mateo 6:19-21 (RVR)

Si las cosas espirituales ocupan el primer lugar en nuestro corazón, si nuestro anhelo es vivir cada día buscando agradar a Dios, debemos entregar, soltar, todas aquellas cosas que no suman a nuestra vida, sino que solamente ocupan un lugar y nos restan tiempo para las cosas eternas.

No te afanes en acumular cosas terrenales y pasajeras, mejor pon tu mirada en el Señor y esfuérzate por terminar la carrera y alcanzar la meta del supremo llamamiento.

Oración del día

Padre amado, te pido perdón por las veces que di más importancia a las cosas terrenales y pasajeras, perdóname si en lugar de buscarte llené mi agenda con otras cosas que me alejan de ti. Te pido que me ayudes a ser sabio y poder distinguir qué cosas debo entregar y a cuáles debo aferrarme. En el nombre de Jesús, amén.

Aplicación

Siendo honesto contigo mismo, ¿qué ocupa el primer lugar en tu vida?

El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana

CVCLAVOZ

. El presente se escribió en su totalidad por un ser humano, sin uso de ChatGPT o alguna otra herramienta de inteligencia artificial.

CVCLAVOZ

Facebook
Twitter
Email
LinkedIn
WhatsApp

Fidelidad que permanece

Las promesas de Dios jamás expiran, porque el respaldo de la fidelidad que permanece está en la Biblia.

Los procesos sapientísimos de Dios

Los procesos sapientísimos de Dios pueden ser muy difíciles de entender y a veces pueden hacer que nos frustremos, pero sin duda alguna los necesitamos.

Esa gran comisión con Su poder

Debemos estar atentos para hablar de Jesús a quienes no tengan una relación con Él y contarles nuestra historia.

Tiempo de lectura:

2 minutes

Autor

Comentarios

Likes

5

Deja un comentario