¿Eres orgulloso? Dobla rodillas

¿Eres orgulloso? Dobla rodillas

El orgullo, como vanidad o autosuficiencia, es un perjuicio con los demás y sobre todo con nuestra relación con Dios. Pues hace que dejemos de lado nuestra dependencia de Él y nos lleva a actuar por nuestra propia cuenta, según nuestro parecer.

El malo, por la altivez de su rostro, no busca a Dios; No hay Dios en ninguno de sus pensamientos.

Salmos 10:4 (RVR 1960).

El orgullo te perjudica

Se define al orgullo como exceso de estimación hacia uno mismo y hacia los propios méritos por los cuales la persona se cree superior a los demás. Tal cual actuó Satanás con Dios, se creyó superior e independiente, pese de ser parte de la creación.

¡Cómo caíste del cielo, oh Lucero, hijo de la mañana! Cortado fuiste por tierra, tú que debilitabas a las naciones. Tú que decías en tu corazón: Subiré al cielo; en lo alto, junto a las estrellas de Dios, levantaré mi trono, y en el monte del testimonio me sentaré, a los lados del norte; sobre las alturas de las nubes subiré, y seré semejante al Altísimo. Mas tú derribado eres hasta el Seol, a los lados del abismo.

Isaías 14:12-15 (RVR 1960).

Lo que cosechó fue su propia destrucción, fue expulsado y además puso fin al propósito que Dios le había dado.

El orgullo deja de lado la gloria a Dios y antepone nuestro propia gloria, es un engaño que nos lleva a la destrucción.

Arrodíllate y sabrás si eres orgulloso o no 

Si eres capaz de arrodillarte ante Dios, rendirte y reconocer que no eres lo suficientemente capaz de seguir adelante solo y que necesitas de Él, entonces, la humildad está en ti. En cambio, si vives como fueras dueño de tu propio destino y ya no tomas a Dios en cuenta, el orgullo ha ganado espacio en tu vida.

Recuerda que: «Antes del quebrantamiento es la soberbia, Y antes de la caída la altivez de espíritu.» Proverbios 16:18 (RVR 1960).

Somos creación de Dios, hijos suyos, y como tal nos debemos a Él, todo lo que tenemos y lo que hemos obtenido no ha sido por mérito propio, es por gracia y misericordia de nuestro Padre.

Pues, ¿qué derecho tienen a juzgar así? ¿Qué tienen que Dios no les haya dado? Y si todo lo que tienen proviene de Dios, ¿por qué se jactan como si no fuera un regalo?

1 Corintios 4:7 (NTV).

Es mejor ser humilde con Dios, que pretender ser autosufiente sin Él.


El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana

CVCLAVOZ

. El presente se escribió en su totalidad por un ser humano, sin uso de ChatGPT o alguna otra herramienta de inteligencia artificial.

CVCLAVOZ

Facebook
Twitter
Email
LinkedIn
WhatsApp

¿Eres un cristiano anfibio?

Existen muchos cristianos que se sienten bien leyendo la Biblia pero también haciendo cosas que los alejan de la santidad, esos son cristianos anfibios.

Batallas ganadas

Si Dios está de tu parte, es tu respaldo y tu fuerza, tienes garantizada la victoria en todas las batallas, así que no temas, confía en el Señor.

Las aflicciones no son eternas

Aunque las aflicciones parecen no tener fin, tenemos la esperanza en Dios que lo mejor está por venir.

Tiempo de lectura:

2 minutes

Autor

Comentarios

Likes

1

Deja un comentario