Gracias a Dios por todo
Gracias a Dios por todo

Gracias a Dios por todo

Sean agradecidos en toda circunstancia, pues esta es la voluntad de Dios para ustedes, los que pertenecen a Cristo Jesús.

1 Tesalonicenses 5:18 (NTV)

No importa la situación, agradece

Una leyenda cuenta la historia de un pequeño pájaro que vivía en el desierto y se encontraba muy enfermo, sin plumas, sin nada para comer, beber y sin refugio para vivir; por lo que se pasaba los días y las noche quejándose de su situación e incluso, llegando a maldecir su vida.


Un día, un ángel estaba cruzando ese desierto, el pájaro lo detuvo y le preguntó:

  • ¿A dónde vas?
  • Voy a encontrarme con Dios- El ángel respondió.

Entonces, el pájaro le pidió al ángel que, por favor, le preguntara a Dios cuándo terminaría su sufrimiento.

  • Por supuesto, ¡lo haré!- le respondió el ángel.

Al encontrarse con Dios, el ángel le compartió el mensaje del pájaro, le contó su triste condición y le preguntó cuándo terminaría su sufrimiento.

  • Durante lo que le queda de vida, el pájaro tiene que sufrir así- Dios le respondió- No tendrá felicidad.

El ángel le respondió que cuando el pájaro oyera esto, se desanimaría. Entonces, le pregunto si podría sugerir alguna solución para esto.

Dios le respondió: 

  • Dile que ore de esta manera: “Gracias Dios por todo”

El ángel volvió hasta al pájaro y le entregó el mensaje de Dios.

Una semana después, el ángel pasó de nuevo por el mismo camino y vio que el pájaro estaba muy feliz.

Las plumas habían crecido en su cuerpo, una pequeña planta creció en la zona desértica, e incluso un pequeño estanque de agua también estaba allí. El pájaro estaba cantando y bailando alegremente.

El ángel estaba asombrado de cómo sucedió esto porque recordó que Dios dijo que por lo que le quedaba de vida, no habría felicidad para el pájaro.

Con esa inquietud en mente, fue a visitar a Dios de nuevo.

El ángel preguntó y Dios respondió:

  • Sí, estaba escrito que no habría felicidad para el pájaro por lo que le queda de vida, pero todo cambió debido a que el pájaro está orando diariamente “Gracias a Dios por todo”, ante cada situación. 

Cuando el pájaro caía sobre la arena caliente, decía: “gracias a Dios por todo”; cuando no podía volar, repetía: “gracias a Dios por todo”, y en cualquier situación que enfrentaba, el pájaro siguió repitiendo: “Gracias a Dios por todo” Y, por lo tanto, cambió lo que le quedaba de vida.

Deja de quejarte y da gracias a Dios por todo

Es mucho más fácil que nos quejemos cuando las cosas no van como deseamos, que reneguemos de nuestra situación, e incluso que nos resintamos con Dios.

Sin embargo, las cosas cambian cuando hay agradecimiento en nuestro corazón, no todo lo que vivimos es malo y cuando somos capaces de aprender de las situaciones que enfrentamos, cuando podemos ser agradecidos a Dios por sus bendiciones, nuestra vida cambia.

Deja de quejarte por un momento y empieza a agradecer, verás que tu perspectiva de la vida cambia y que tu vida también será mejor.

¡Gracias, gracias Dios por todo!

Oración del día

Padre Bueno y Misericordioso, vengo a agradecerte por todas las bendiciones que me das y aún por las dificultades que vivo. Aunque no entiendo tus planes, sé que son de bien para mi vida. 

Te pido que me ayudes a ser una persona agradecida, a poder ver más allá de los problemas y de las dificultades, que me ayudes creer en tus promesas para mi vida.Gracias porque siempre estás en control. 

En el nombre de Jesús, amén.

Aplicación

¿En qué momento de tu vida experimentaste cómo el agradecimiento cambió tus circunstancias?

El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana

CVCLAVOZ

. El presente se escribió en su totalidad por un ser humano, sin uso de ChatGPT o alguna otra herramienta de inteligencia artificial.

CVCLAVOZ

Facebook
Twitter
Email
LinkedIn
WhatsApp

Llevando cautivo todo pensamiento

Debemos tener cuidado con los pensamientos, pues ellos pueden llevarnos a alejarnos de Dios, por eso llevemos todo pensamiento cautivo a la obediencia a Cristo.

No nos podemos dar por vencidos

Si bien la lucha diaria puede ser ardua, no nos damos por vencidos porque tenemos el respaldo del Todopoderoso y eso es más que suficiente.

No pierdas tu tiempo para ganar dinero

En ocasiones olvidamos el orden de nuestras prioridades y escogemos perder el tiempo para ganar dinero, ¿te ha pasado?

Tiempo de lectura:

3 minutes

Autor

Comentarios

Likes

4

Deja un comentario