Crisis de Coronavirus

Por tratarse de un tema de salud pública y de alto interés informativo, como servicio a los usuarios, CVCLAVOZ ha decidido habilitar este espacio con toda la información más relevante en cuanto a la pandemia del coronavirus.

Please log in or register to like posts.
Blog

Lo que nos motiva generalmente tiene que ver con lo que deseamos y pensamos que es para mejorar nuestra vida. Y a diario tenemos una batalla entre nuestro cuerpo y nuestro espíritu, porque tienen dos puntos de vista diferentes de lo que es mejor.

La carne nos motiva para lograr nuestros deseos más profundos y el espíritu es el que nos motiva a lograr lo que realmente es nuestro mejor interés. No son cosas materiales las que nos mantienen motivados o dan la felicidad.

¿Quién te domina?

Los que están dominados por la naturaleza pecaminosa piensan en cosas pecaminosas, pero los que son controlados por el Espíritu Santo piensan en las cosas que agradan al Espíritu. Por lo tanto, permitir que la naturaleza pecaminosa les controle la mente lleva a la muerte. Pero permitir que el Espíritu les controle la mente lleva a la vida y a la paz.

Romanos 8:5-6 (NTV)

Y definitivamente, aquello en lo que pongamos nuestra mente va a influenciar nuestras decisiones. Las decisiones que tomemos son las que nos llevan a dar los pasos que damos. ¿Hacia dónde nos dirigimos? ¿Qué consecuencias veremos?

Pidamos a Dios que nos indique el camino

Seamos precavidos y no perdamos el control a la hora de decidir por la carne o por el espíritu. Si decidimos por la carne, seremos controlados por ella y veremos los resultados. Si lo hacemos por el espíritu, estaremos en la voluntad de Dios.

Hazme oír cada mañana acerca de tu amor inagotable, porque en ti confío. Muéstrame por dónde debo andar, porque a ti me entrego.

Salmos 143:8 (NTV)

Es Su Espíritu dentro de nosotros al que damos las riendas cuando nos rendimos a Él. Y solo así seremos dirigidos por las mejores sendas. Veremos mejores resultados en nuestra vida. Una vida plena y llena de paz.

La naturaleza pecaminosa desea hacer el mal, que es precisamente lo contrario de lo que quiere el Espíritu. Y el Espíritu nos da deseos que se oponen a lo que desea la naturaleza pecaminosa. 

Gálatas 5:17 (NTV)

El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

Reactions

7
5
1
0
0
0
Already reacted for this post.

Deja una respuesta