Crisis de Coronavirus

Por tratarse de un tema de salud pública y de alto interés informativo, como servicio a los usuarios, CVCLAVOZ ha decidido habilitar este espacio con toda la información más relevante en cuanto a la pandemia del coronavirus.

Please log in or register to like posts.
Blog

Es muy triste y doloroso que la gente nos engañe pero Dios no miente y  si de algo no hay duda, es que sus promesas son reales.

El cheque falso

Peter van Woerden, cuenta un curioso incidente en el que por el cual fue, por algunos minutos, un hombre rico.

Esa noche, él debía  ser el organista y cuando llegó al estrado observó una tira de papel verdoso puesta sobre el instrumento. Era un cheque. Con mucha admiración descubrió que su nombre era el beneficiario de 100.000 dólares.

Cuando empezó la reunión observó en la primera fila a un muchacho de unos 10 años que parecía muy contento. Inmediatamente  relacionó su alegría con la de él. Miró una vez más el cheque y comprendió que era su joven admirador el que había echado mano de la chequera de su padre pensando, seguramente, que le haría un gran regalo.

El niño, con escritura visiblemente infantil había llenado el cheque, poniendo una cifra exagerada. Pronto Peter se dio cuenta que sería inútil presentarlo al banco, porque la firma no era válida.

Las promesas de Dios son reales

¿Cuál hubiera sido tu reacción al ver un cheque así a tu nombre? ¿Y cómo te sentirías si descubrieras que es falso?

Muchas veces hemos sido defraudados por alguien. Posiblemente nose trate de un cheque, pero cuando alguien nos falla o no cumple lo prometido es muy triste y doloroso. La buena noticia es que el Señor tiene un “cheque” de invaluables promesas para cada uno de nosotros ¡y es real!

Miles de promesas para ti

En la Biblia encontramos más de 3500 promesas de Dios para tu vida. Algunos estudios incluso dicen que son el doble de esa cantidad o más. Pero independientemente del número, ¿sabes qué es lo mejor? Que, sin duda alguna, ¡sus promesas son reales! Y están acompañadas de esta importante declaración en 2 Corintios 1:20:

«porque todas las promesas de Dios son en él Sí, y en él Amén, por medio de nosotros, para la gloria de Dios» (NTV)

Recuerda que Dios no miente ni se arrepiente de lo que promete, así que, sin importar si los demás te fallaron, Él no lo hará. Confía en sus promesas.


El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

Reactions

3
2
2
0
0
0
Already reacted for this post.

Deja una respuesta