No cedas al desánimo
No te cedas al desánimo

No te cedas al desánimo

Todos en algún momento nos enfrentamos al desaliento en todo ámbito. Es más fácil rendirse que luchar porque, cuando se trata de poner más de nuestra parte, muchas veces preferimos rendirnos que esforzarnos. La Palabra nos alienta a no ceder al desánimo. 

¿Por qué estoy desanimado? ¿Por qué está tan triste mi corazón? ¡Pondré mi esperanza en Dios! Nuevamente lo alabaré, ¡mi Salvador y mi Dios!

Salmos 42:11 (NTV)

No lo ignoraremos, al contrario, debemos reconocer cuando el desánimo toca la puerta de nuestra vida; pero no para que lo dejemos entrar y acomodarse, más bien retirémoslo con la fortaleza que Dios nos da.

Ceder o no al desánimo 

Ceder es rendirse, es dejar de esforzarse y creer las mentiras que rondan en nuestra mente. Esos pensamientos muchas veces son dardos del enemigo y tienen el objetivo de paralizarnos y hacernos retroceder.

Debemos mantenernos vigilantes y también debemos estar dispuestos a aprender lo que Dios quiere enseñarnos en estas situaciones.

Guiaré al ciego Israel por una senda nueva, llevándolo por un camino desconocido. Iluminaré las tinieblas a su paso y allanaré el camino delante de ellos. Ciertamente yo haré estas cosas; no los abandonaré.

Isaías 42:16 (NTV)

Puede ser que evitar el desánimo sea complicado para ti, por las luchas constantes o porque no ves esperanza y piensas que es el final. Recuerda que no estás solo, que tu vida está en las manos de Dios y que Él te responderá en su tiempo perfecto. 

Toma fuerzas de Dios y de su Palabra, en oración pídele que no deje que te rindas y cierra la puerta al desánimo.

Oración del día

Padre, hoy me encuentro desalentado y quiero experimentar de tu fortaleza, ayúdame a esforzarme y no ceder al desánimo. No lo ignoro, pero pese a que está presente elijo luchar y creerte. Dame de tu aliento y fuerza Señor para continuar, en el nombre de Jesús, amén.

Aplicación

¿Qué haces cuando el desánimo quiere quedarse en tu vida? Cuéntanos. 


El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ. El presente se escribió en su totalidad por un ser humano, sin uso de ChatGPT o alguna otra herramienta de inteligencia artificial. CVCLAVOZ

El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana

CVCLAVOZ

. El presente se escribió en su totalidad por un ser humano, sin uso de ChatGPT o alguna otra herramienta de inteligencia artificial.

CVCLAVOZ

Facebook
Twitter
Email
LinkedIn
WhatsApp

¿Con deseos de venganza?

Los deseos de venganza nos alejan de la voluntad de Dios, mejor dejemos nuestra causa en Sus manos, Él obrará con justicia divina.

Tiempo de alegrarnos en los problemas

Dios nunca dijo que no tendríamos problemas por creer en Él.

¿Qué es lo que Dios ve en mí?

A veces creemos que no hay esperanza para nosotros, pero si pudiéramos saber qué es lo que Dios ve en nosotros, veríamos nuestro verdadero valor.

Tiempo de lectura:

2 minutes

Autor

Comentarios

Likes

3

Deja un comentario