¿No tienes tiempo para mirar al cielo?

¿No tienes tiempo para mirar al cielo?

¿Tienes una vida tan ocupada que no tienes tiempo para mirar al cielo? Quizás deberías hacer una pausa.

Con la mirada no sólo en la tierra

Cuenta la historia que el rey Enrique IV de Francia, el monarca reformado, le preguntó en una ocasión al duque de Alba si había observado el gran eclipse de sol que había tenido lugar recientemente, quizás con el propósito de iniciar una conversación con fines espirituales.

—No —dijo el duque— tengo tantas cosas  que hacer en la tierra que no me queda tiempo para mirar al cielo.

Desgraciadamente sabemos por la historia, que las muchas cosas que tenía que hacer  en la tierra no eran nada conforme a la voluntad de Dios, pues se dedicaba a perseguir cristianos reformados en los Países Bajos.

Si hubiese mirado más al cielo que a la tierra en todos los sentidos, posiblemente habría cambiado de actitud y su vida no hubiera quedado como un recuerdo de maldición.

Sin tiempo para mirar al cielo

Comentando acerca de la frase del duque, dice Tomás Brooke:

Es triste pensar cómo el corazón y el tiempo quedan tantas veces tan llenos de las cosas de la tierra que no tenemos tiempo de mirar a Cristo y a las cosas que pertenecen a la vida eterna. Sí, cuán necia es la persona que solamente se ocupa de las cosas de este mundo temporal, ¡solamente placeres momentáneos!, y no pueden proveer nada para la recompensa del cielo…

Y tú, ¿no tienes tiempo para mirar al cielo? Quizás deberías hacer una pausa y mirar  más las cosas del cielo, aquellas que no son pasajeras.

Más allá de lo terrenal

En muchas ocasiones los afanes de la vida y sus preocupaciones, nos tienen tan distraídos que olvidamos mirar al cielo y buscar lo más importante.

Busquen el reino de Dios por encima de todo lo demás y lleven una vida justa, y él les dará todo lo que necesiten.

Mateo 6:33 (NTV)

Es probable que este año haya sido muy duro por la pandemia y sus efectos a todo nivel. Sin embargo, no dejes de mirar a Dios, busca su reino y Él proveerá para tus necesidades. No permitas que los afanes desvíen tu mirada.

¡Mira al cielo! Busca a Dios, tu socorro viene de Él.


El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana

CVCLAVOZ

. El presente se escribió en su totalidad por un ser humano, sin uso de ChatGPT o alguna otra herramienta de inteligencia artificial.

CVCLAVOZ

Facebook
Twitter
Email
LinkedIn
WhatsApp

Buscando ser prestigiosos

No es malo tener aspiraciones y lograr prestigio, pero que eso no nos haga sentir superiores y tratar despectivamente a otros, permanezcamos humildes.

Nadie hará tu parte

La prédica no termina en la reunión donde se la hace, ni es responsabilidad de sólo una persona, requiere que todos hagamos nuestra parte para que esté completa.

No te desgastes discutiendo

A veces podemos enfrascarnos en discusiones que solamente lastiman y no llevan a nada, por eso, no te desgastes discutiendo, actúa sabiamente.

Tiempo de lectura:

2 minutes

Autor

Comentarios

Likes

0

Deja un comentario