Oídos atentos al arrepentimiento

Oídos atentos al arrepentimiento

Si mi pueblo, que lleva mi nombre, se humilla y ora, y me busca y abandona su mala conducta, yo lo escucharé desde el cielo, perdonaré su pecado y restauraré su tierra.

2 Crónicas 7:14 (NVI).

Dios anhela escuchar nuestro clamor, pero no podemos dirigimos a Él cuando aún cargamos en nuestro corazón con malos pensamientos y conductas que no le agradan, ya que esto es como una barrera que impide que pueda obrar en nuestros anhelos. Por tanto, no podemos esperar que Dios nos escuche y nos bendiga mientras no dejemos nuestras iniquidades.

Sin embargo, si nos arrepentimos verdaderamente  y renunciamos a estas cosas, Dios promete no solo escuchar sino también perdonar y restaurar nuestras vidas. Teniendo en cuenta esto, el Señor puede responder tu oración mientras te vuelvas a Él de corazón, te arrepientas y dejes tus malos caminos.


El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana

CVCLAVOZ

. El presente se escribió en su totalidad por un ser humano, sin uso de ChatGPT o alguna otra herramienta de inteligencia artificial.

CVCLAVOZ

Facebook
Twitter
Email
LinkedIn
WhatsApp

¿Qué es lo que Dios ve en mí?

A veces creemos que no hay esperanza para nosotros, pero si pudiéramos saber qué es lo que Dios ve en nosotros, veríamos nuestro verdadero valor.

Necesitamos estar a cuenta

Dios nos dio la posibilidad de acercarnos a Él por medio de su Hijo; sin embargo, tenemos que hacer nuestra parte, necesitamos estar a cuenta con Él.

Más allá de lo que podamos imaginar

No te enfoques en las circunstancias, son pasajeras. Enfócate en las maravillas que Dios está preparando para ti en la eternidad; van más allá de lo que podamos imaginar.

Tiempo de lectura:

< 1 minute

Autor

Comentarios

Likes

0

Deja un comentario