Please log in or register to like posts.
Blog
Tiempo de lectura: 2 minutos

La oración y el estudio de las Escrituras son las actividades más importantes del día para un hijo de Dios.

Levantándose muy de mañana, siendo aún muy oscuro, salió y se fue a un lugar desierto, y allí oraba. Y le buscó Simón, y los que con él estaban; y hallándole, le dijeron: Todos te buscan.

Marcos 1:35-37 (RVR 1960)

Como bebés recién nacidos, deseen con ganas la leche espiritual pura para que crezcan a una experiencia plena de la salvación. Pidan a gritos ese alimento nutritivo.

1 Pedro 2:2 (NTV)

¿Por qué debemos orar?

La oración es conversar con Dios, es el medio por el cual Dios nos fortalece y llena de su poder. Orar es importante porque cada día enfrentamos luchas y desafíos.

Jesús levantándose de madrugada buscaba a su Padre porque sabía que separado de Él nada podía hacer. Era consciente de las tentaciones y luchas que iba a enfrentar durante el día. Por esa razón, pasaba más tiempo orando que durmiendo.

Él les dijo: Vamos a los lugares vecinos, para que predique también allí; porque para esto he venido. Y predicaba en las sinagogas de ellos en toda Galilea, y echaba fuera los demonios.

Marcos 1:38-39 (RVR 1960)

Nadie está libre de las tentaciones ni de enfrentar a los demonios, de hecho, cada día es una batalla espiritual, por lo tanto, debemos pasar más tiempo orando que durmiendo. Cuando oramos viene poder sobre nosotros, poder para vencer y ser libres.

¿Por qué debemos estudiar la Biblia?

La Biblia es la palabra de Dios, es el medio por el cuál Dios nos habla. Ahí está revelado todo lo que Dios quiere que sepamos y hagamos. Es nuestro manual de vida y alimento para nuestra alma.

Hijo mío, no te olvides de mi ley, Y tu corazón guarde mis mandamientos; Porque largura de días y años de vida Y paz te aumentarán.

Proverbios 3:1-2 (RVR 1960)

Es importante estudiar la Biblia porque ayuda a vivir conforme a la voluntad de Dios y en obediencia. Nos guía a tomar las mejores decisiones y nos ayuda a amar de la manera correcta a nuestros seres queridos. Nos fortalece para vencer al enemigo y nos da gozo en las dificultades.

Cuando descubrí tus palabras las devoré; son mi gozo y la delicia de mi corazón, porque yo llevo tu nombre, oh Señor Dios de los Ejércitos Celestiales.

Jeremías 15:16 (RVR 1960).

Por lo tanto, necesitamos escudriñar la Biblia todos los días, así terminaremos el día en victoria y agrandando a nuestro Padre Celestial.

Hay que volver a la oración y al estudio de la Biblia, solo así viviremos conforme a la voluntad de Dios y estaremos preparados para lo que venga.


El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

Reactions

2
6
1
0
0
0
Already reacted for this post.

Deja una respuesta