Crisis de Coronavirus

Por tratarse de un tema de salud pública y de alto interés informativo, como servicio a los usuarios, CVCLAVOZ ha decidido habilitar este espacio con toda la información más relevante en cuanto a la pandemia del coronavirus.

Please log in or register to like posts.
Blog

Muchos nos hemos preguntado por qué tenemos que sufrir en la vida. Es parte de vivir. Es una experiencia inevitable que no podemos esquivar. Pero existe ese dicho popular que dice: «no hay mal que dure cien años ni cuerpo que lo resista». Debemos estar claros, que cuando sucede algo negativo en nuestras vidas, es algo que ciertamente pasará.

El sufrimiento puede ser una herramienta que nos regresa a Dios y desarrolla nuestro carácter. Al pasar el sufrimiento, seremos testigos fieles y daremos gloria y honra a nuestro maravilloso y único Dios. Daremos testimonio de Su gran poder en nuestras vidas y en los que crean en Él y lo reciban en sus corazones.

Lo negativo de sufrir y sus consecuencias

Lo negativo del sufrimiento es cuando damos cabida a que el diablo tome las riendas de nuestros pensamientos y nos confunda y llegue a devorarnos. Por ello debemos enfocar nuestra mente, cuerpo y alma al gran poder que sabemos que Dios tiene, porque nos ha prometido que nos protegerá. Él nos perfeccionará y restablecerá. Tengamos, por tanto, valentía para enfrentar esos tiempos de sufrimiento.

Sed sobrios, y velad; porque vuestro adversario el diablo, como león rugiente, anda alrededor buscando a quien devorar; al cual resistid firmes en la fe, sabiendo que los mismos padecimientos se van cumpliendo en vuestros hermanos en todo el mundo. Mas el Dios de toda gracia, que nos llamó a su gloria eterna en Jesucristo, después que hayáis padecido un poco de tiempo, él mismo os perfeccione, afirme, fortalezca y establezca. 

1 Pedro 5:8-10 (RVR1960)

No permitamos que sufrir en la vida cambie nuestro enfoque

El demonio está pendiente de nuestras debilidades para desviarnos, y para usar nuestro dolor con el fin de destruirnos. Dios, nuestro amoroso Creador, busca que crezcamos con nuestro dolor, que aprendamos de la situación y le demos a Él, la posibilidad de darnos Su paz y consuelo. Sabiendo cuánto nos ama nuestro Padre Celestial, enfocados en Su amor y Su gran poder, no debemos dudar nunca ni dejarnos consumir por el dolor del sufrimiento.


El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

Reactions

5
5
0
0
0
0
Already reacted for this post.

Deja una respuesta