¿Quieres satisfacer tus necesidades?

¿Quieres satisfacer tus necesidades?

¿De qué manera buscas satisfacer tus necesidades? La humanidad, por naturaleza, tiene la necesidad de ser saciada con algo. Pero a pesar de satisfacer esa carencia con sus propios medios, esta no es llenada a cabalidad.  

Una historia para reflexionar 

En la Biblia se relata la historia de una mujer que buscaba satisfacer sus necesidades de amor y aceptación en una relación amorosa; pero al no lograrlo, empezó a tener relaciones ilícitas, al punto de estar con cinco hombres.

Muchas personas buscan llenar su corazón o suplir la necesidad que tienen a su manera. En el caso de esa mujer, ella buscó hacerlo con relaciones ilícitas. Otros lo intentan con una adicción, con el poder o la riqueza. Pero ninguna alternativa dada por el ser humano podrá saciar completamente su vida. 

¿Cómo puedo satisfacer mis necesidades realmente? 

El hombre por sí mismo no puede saciar la necesidad que hay en su corazón. Es preciso la intervención divina. 

Es interesante que Jesús es quien nos busca para satisfacer la necesidad que hay en nuestro corazón. La Biblia nos dice que Él fue al encuentro con esta mujer. No le importó lo que las personas iban a comentar, ya que esta mujer tenía una mala reputación. Pero así es el amor de Dios, Él nos busca, no se espanta de nuestra condición, más bien se acerca para ayudarnos.   

Necesitamos de Dios para saciar nuestro ser

Esta mujer estaba desorientada. Ella no veía la carencia que tenía de Dios y se acostumbró a vivir de esa manera; es decir, a satisfacer sus necesidades en relaciones amorosas con diferentes hombres. Pero Jesús le ayudó a reconocer que necesitaba de Dios para saciar verdaderamente todo su ser, y de esa manera dejar de vivir erróneamente. 

Respondió Jesús y le dijo: Cualquiera que bebiere de esta agua, volverá a tener sed; más el que bebiere del agua que yo le daré, no tendrá sed jamás; sino que el agua que yo le daré será en él una fuente de agua que salte para vida eterna.

Juan 4:13-14 (RVR 1960).

La mujer, al comprender que necesita de Dios para satisfacer sus necesidades a plenitud, quiso que todo el pueblo también conociera al Señor. ¿Deseas conocer a Jesús y que Él también satisfaga las necesidades de tu alma? Escríbenos, nuestro deseo es poder ayudarte.


El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana

CVCLAVOZ

. El presente se escribió en su totalidad por un ser humano, sin uso de ChatGPT o alguna otra herramienta de inteligencia artificial.

CVCLAVOZ

Facebook
Twitter
Email
LinkedIn
WhatsApp

Fidelidad que permanece

Las promesas de Dios jamás expiran, porque el respaldo de la fidelidad que permanece está en la Biblia.

Los procesos sapientísimos de Dios

Los procesos sapientísimos de Dios pueden ser muy difíciles de entender y a veces pueden hacer que nos frustremos, pero sin duda alguna los necesitamos.

Esa gran comisión con Su poder

Debemos estar atentos para hablar de Jesús a quienes no tengan una relación con Él y contarles nuestra historia.

Tiempo de lectura:

2 minutes

Autor

Comentarios

Likes

0

Deja un comentario