Please log in or register to like posts.
Blog
Tiempo de lectura: 2 minutos

Tenemos profundamente enraizado el temor del rechazo. El rechazo nos duele, nos hace sentir que no tenemos méritos suficientes, pero muchas veces ese rechazo puede ser el fuego que necesitamos para refinarnos.

El fuego, refinador que necesitamos

No debemos olvidar la manera como Jesús fue rechazado, avergonzado, vejado e irrespetado. Y en la Biblia se nos dice que debemos esperar el mismo trato de parte del mundo. Pero mirándolo desde ese punto de vista, podremos ver el rechazo como ese refinamiento que necesitamos.

Estas pruebas demostrarán que su fe es auténtica. Está siendo probada de la misma manera que el fuego prueba y purifica el oro, aunque la fe de ustedes es mucho más preciosa que el mismo oro. Entonces su fe, al permanecer firme en tantas pruebas, les traerá mucha alabanza, gloria y honra en el día que Jesucristo sea revelado a todo el mundo.

1 Pedro 1:7 (NTV)

El rechazo que nos debe preocupar

Y si nos rechazan porque estamos comportándonos equivocadamente, nos debemos arrepentir pero no para complacer a quienes nos rechazan sino primeramente a Dios. Su opinión es la que nos debe importar; debe dolernos si Dios nos rechaza.

Pero en el mundo, siempre encontraremos quien rechace nuestras decisiones. Todos somos diferentes y tenemos distintos puntos de vista. Por tanto, cuando sintamos que alguien lo está haciendo mal, recordemos tener la misma compasión que desearíamos que otros tuvieran para con nosotros.

Y para estar seguros de que Dios no nos va a rechazar, necesitamos instruirnos. Leer la Biblia es la manera de conocer a Dios y saber lo que Él espera de nosotros. Lo que le complace y lo puede hacer sentirse orgulloso de nosotros. Eso es aquello por lo que realmente vale la pena preocuparse.


El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

Reactions

5
5
0
0
0
0
Already reacted for this post.

Deja una respuesta