Solo jáctate de conocerlo
Solo jáctate de conocerlo

Solo jáctate de conocerlo

Sabiendo que jactarse es alabarse excesiva y presuntuosamente, dejemos de hacerlo por logros nuestros. Dejemos de jactarnos por la casa o los estudios que tenemos. Es más, tenemos que dejar de jactarnos por nuestros hijos. Es bueno estar orgulloso de estas cosas, pero en la medida justa. 

Ciertamente que muchos que han adquirido altos grados de conocimientos, suelen jactarse de ellos y mirar a otros como menos. Las personas que han adquirido muchas cosas lujosas, suelen mirar con desdén las cosas más sencillas o a las personas que son más simples. 

Esto dice el Señor: «No dejen que el sabio se jacte de su sabiduría, o el poderoso, de su poder, o el rico, de sus riquezas.Pero los que desean jactarse, que lo hagan solamente en esto: en conocerme verdaderamente y entender que yo soy el Señor quien demuestra amor inagotable y trae justicia y rectitud a la tierra, y que me deleito en estas cosas. ¡Yo, el Señor, he hablado!

Jeremías 9:23-24 (NTV)

Nuestro Dios se deleita cuando le obedecemos

Dios ama que seamos bondadosos, justos y rectos. Se deleita en vernos triunfar y servirle, alabarlo y adorarlo porque somos Su creación admirable. Nos formó para buenas obras y nos ama desde antes de nosotros siquiera existir. 

Y cuando recibimos a Jesús en nuestros corazones, Él nos va transformando en esa obra maestra en la que pensó que seríamos. Es por ello que debemos encontrar nuestro propósito y alabar a Dios y tener una relación cercana, estrecha, con Él. 

Pues somos la obra maestra de Dios. Él nos creó de nuevo en Cristo Jesús, a fin de que hagamos las cosas buenas que preparó para nosotros tiempo atrás.

Efesios 2:10 (NTV)

Dios nos ama intensamente, infinitamente. Cuando lo creemos en nuestro corazón, debemos retribuirlo, alabándolo y agradeciendo todo lo que sea que hagamos o logremos. Sin jactarnos, sabiendo que todo viene de Dios. Por tanto, solo jáctate en que lo conoces y por ello, esfuérzate en conocerlo más cada día. 

La manera de conocer más a Dios y reflejarlo a otros es pasando cada vez más tiempo con Él. En oración y leyendo Su Palabra. Consultando cada paso que vayamos a dar antes de darlo. Cada decisión que vayamos a tomar antes de hacerla. Así, podremos conocerlo y reflejarlo. 

Oración del día

Amado Señor, Padre celestial, te doy gracias por tanto amor. Mi Dios, sí, es mi deseo conocerte mejor y te pido que me ayudes a jactarme tan solo en eso, de conocerte. Perdóname si me jacto de otras cosas. Que pueda pasar yo más tiempo contigo cada día para poder conocerte más y parecerme un poco más a Ti. 

Quiero ser esa obra maestra que tienes en mente que yo sea. Pero te pido que me ayudes, por favor. Bendito y amado Dios, te doy gracias y me rindo a Ti, en el nombre de Jesús, amén. 

Aplicación

¿Cuáles son las cosas en las que te sueles jactar? ¿Cuáles serían las razones por las que te costaría jactarte en conocer a Dios?

El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana

CVCLAVOZ

. El presente se escribió en su totalidad por un ser humano, sin uso de ChatGPT o alguna otra herramienta de inteligencia artificial.

CVCLAVOZ

Facebook
Twitter
Email
LinkedIn
WhatsApp

Renuncia para ganar

Que el enojo no sea quien controle nuestro actuar, sino que sea el dominio propio que Dios nos dio, actuemos con especial cuidado para ganar.

Días buenos y días no tan buenos

Siempre vamos a tener días buenos y no tan buenos y a los últimos podemos buscarles el lado positivo o permitir que nos arruinen el día.

Fidelidad que permanece

Las promesas de Dios jamás expiran, porque el respaldo de la fidelidad que permanece está en la Biblia.

Tiempo de lectura:

2 minutes

Autor

Comentarios

Likes

6

Deja un comentario