Please log in or register to like posts.
Blog
Tiempo de lectura: 2 minutos

La mayoría de nosotros se alegra al recibir una invitación, generalmente porque nos agrada ser tomados en cuenta y nos hacen sentir valiosos; sin embargo, existen invitaciones que no deberíamos aceptar, ya que nos pueden traer terribles consecuencias.

Por ejemplo, la Biblia nos muestra un suceso: “Mientras los israelitas acampaban en la arboleda de Acacias, algunos hombres se contaminaron al tener relaciones sexuales con las mujeres moabitas del lugar.  Estas mujeres los invitaron a los sacrificios a sus dioses, así que los israelitas festejaron con ellas y rindieron culto a los dioses de Moab.  De ese modo Israel se unió al culto a Baal de Peor, lo cual encendió el enojo del Señor contra su pueblo.” Números 25:1-3 (NTV)

Los jóvenes del pueblo de Dios recibieron una invitación de las muchachas de Moab, es probable que se hayan  sentido contentos, tal vez se enamoraron a primera vista de estas “simpáticas” jóvenes, por lo que accedieron rápidamente a su fiesta privada, dando lugar a sus deseos sexuales y, principalmente, a la adoración de sus dioses. Ellos sabían que eso no era del agrado del Señor, pero tal vez quisieron “divertirse y probar al nuevo”; como resultado, las consecuencias no tardaron en llegar, apareciendo una gran mortandad en el pueblo de Dios que fue difícil de detener.

La Biblia también nos relata cómo se detuvo la mortandad: “Finees, hijo de Eleazar y nieto del sacerdote Aarón, alejó mi enojo de los israelitas porque demostró entre ellos el mismo celo que yo. Así que dejé de destruir a todo Israel, como pensaba hacerlo a causa del enojo de mi celo. Números 25:11 (NTV)

El Señor sintió enojo y celos por su pueblo, no fueron esos celos “irracionales o patológicos”, sino aquellos que se sienten por naturaleza, al observar que sus hijos se inclinaban a otros dioses. Este mismo sentimiento tuvo Finees al presenciar a sus amigos desviarse de la voluntad del Señor; específicamente observó a una pareja que descaradamente entró al campamento para pecar, entonces, les atravesó una lanza por su irreverencia y después la mortandad cesó.

Así mismo, en estos días se celebra una fiesta conocida como “carnaval” por lo que podrías tener muchas invitaciones, pero te animo a que esta historia no se repita. Recuerda que Dios es celoso, y sería necesario reflexionar si presentas sentimientos a favor del Señor como Finees o simplemente te dejas influenciar por tus amigos, como el resto del pueblo.

Te animo a honrar al Señor en estas fechas, no olvides que Dios te ama y quiere que lo amemos también.


El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Artículo producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Reactions

6
0
0
1
1
0
Already reacted for this post.

Deja una respuesta