Please log in or register to like posts.
Blog

Jehová es mi fortaleza y mi escudo; En él confió mi corazón, y fui ayudado, por lo que se gozó mi corazón, y con mi cántico le alabaré.

Salmos 28:7 (RVR1960)

David es un claro ejemplo de haber vivido batallas y situaciones complicadas que de no haber sido por la ayuda de Dios no habría podido alcanzar la victoria, el versículo de Salmos 28:7 nos muestra la plena confianza que él tenía en Dios al decir: “En el confió mi corazón y fui ayudado”.

Si estás teniendo dificultad para enfrentar tus problemas y ves que se te escapan de las manos; confía en Dios así como lo hizo David, que Él está dispuesto a ayudarte y darte la victoria.


El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

Reactions

1
1
1
0
0
0
Already reacted for this post.

Reactions

1
1
1

Deja un comentario