Crisis de Coronavirus

Por tratarse de un tema de salud pública y de alto interés informativo, como servicio a los usuarios, CVCLAVOZ ha decidido habilitar este espacio con toda la información más relevante en cuanto a la pandemia del coronavirus.

Please log in or register to like posts.
Blog

Hermanos míos, ustedes deben tenerse por muy dichosos cuando se vean sometidos a pruebas de toda clase. Pues ya saben que cuando su fe es puesta a prueba, ustedes aprenden a soportar con fortaleza el sufrimiento. Pero procuren que esa fortaleza los lleve a la perfección, a la madurez plena, sin que les falte nada.  

Santiago 1:2-4 (DHH)

¿Cuántas veces nos hemos sentido con mucha ansiedad o nerviosismo antes de presentar algún examen? Probablemente más de una vez, pero esta sensación aumenta aún más cuando las pruebas vienen de forma sorpresiva.  Lo interesante es que esa prueba dará como resultado todo lo que hemos aprendido y asimilado sobre la materia.

Algo parecido sucede es nuestra vida espiritual. Normalmente  las pruebas llegan a nuestras vidas  sin avisar y es ahí cuando ponemos de manifiesto la preparación, el esfuerzo y la comunión que tenemos con Dios antes de enfrentar los problemas, y por otro lado, también se  verá  si nos dejamos dominar por nuestras emociones o si nuestra fe es mayor.

Dios sabe lo que hay en nuestro corazón, pero Él desea, a través de las circunstancias difíciles, mostrarnos lo que hay en nosotros mismos para luego corregirnos y afirmarnos para enfrentar nuevos retos que tendremos más adelante.

En las Escrituras nos dice: “En su bondad, Dios los llamó a ustedes a que participen de su gloria eterna por medio de Cristo Jesús. Entonces, después de que hayan sufrido un poco de tiempo, él los restaurará, los sostendrá, los fortalecerá y los afirmará sobre un fundamento sólido.” 1 Pedro 5:10 (NTV). 

Hay situaciones muy críticas que enfrentamos a lo largo de nuestra vida, y la pregunta es: ¿qué actitud prevalece en nosotros en el momento de la prueba?

Te invito a reflexionar sobre lo que aflora en tu vida en esos tiempos difíciles. Sé honesto contigo mismo, no dejes pasar el tiempo de prueba sin aprender lo que Dios desea enseñarte. Confía en que Dios tiene propósitos buenos, Él desea restaurarnos, sostenernos y  llevarnos a la  madurez y perfección.


El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

Reactions

17
8
1
2
0
0
Already reacted for this post.

Deja una respuesta