Crisis de Coronavirus

Por tratarse de un tema de salud pública y de alto interés informativo, como servicio a los usuarios, CVCLAVOZ ha decidido habilitar este espacio con toda la información más relevante en cuanto a la pandemia del coronavirus.

Please log in or register to like posts.
Blog
Todos tenemos momentos en los que nos sentimos sin fuerzas y pensamos que ya no podemos lidiar más con lo que nos agobia. Es natural sentirse así; pero no tenemos por qué mantener esas emociones. La Biblia nos dice que Dios renueva nuestras fuerzas y nos brinda consuelo.

Estos versículos bíblicos de fortaleza nos recuerdan que no tenemos por qué depender de nuestras fuerzas; en cambio, debemos aferrarnos de las manos de Dios y pedirle su auxilio.

Versículos bíblicos de fortaleza

El Señor es mi fuerza y mi canción; él me ha dado la victoria. Él es mi Dios, y lo alabaré; es el Dios de mi padre, ¡y lo exaltaré!

Éxodo 15:2 (NTV)

No tengas miedo porque el Señor irá delante de ti y estará contigo. Él no te desamparará. No temas ni te desanimes.

Deuteronomio 31:8 (NBV)

Dios es el Dios eterno, y siempre te protegerá; pondrá en fuga a tus enemigos, para que los destruyas.

Deuteronomio 33:27 (TLA)

Te repito: sé fuerte y valiente. No tengas miedo ni te desanimes porque el Señor tu Dios estará contigo donde quiera que vayas.

Josué 1:9 (PDT)

Busquen al Señor y su fuerza, búsquenlo continuamente.

1 Crónicas 16:11 (NTV)
Te recomendamos leer: Versículos bíblicos para momentos difíciles

Luego Nehemías añadió: «Ya pueden irse. Coman bien, tomen bebidas dulces y compartan su comida con quienes no tengan nada, porque este día ha sido consagrado a nuestro Señor. No estén tristes, pues el gozo del Señor es nuestra fortaleza».

Nehemías 8:10 (NVI)

El Señor es el refugio del oprimido; Cuando más lo necesita, Dios es su fortaleza. Que los que conocen al Señor confíen en él, porque Dios nunca abandona a los que buscan su ayuda.

Salmos 9:9-10 (PDT)

Dios mío, tú eres mi luz y mi salvación; ¿de quién voy a tener miedo? Tú eres quien protege mi vida; ¡nadie me infunde temor!

Salmos 27:1 (TLA)

Pues tú eres mi escondite; me proteges de las dificultades y me rodeas con canciones de victoria. El Señor dice: «Te guiaré por el mejor sendero para tu vida; te aconsejaré y velaré por ti».

Salmos 32:7-8 (NTV)

Yo busqué al Señor, y él me oyó y de todos mis temores me libró.

Salmos 34:4 (RVA-2015)
Te recomendamos leer: Versículos bíblicos para calmar la ansiedad

Dios es nuestro refugio y nuestra fuerza; siempre está dispuesto a ayudar en tiempos de dificultad. Por lo tanto, no temeremos cuando vengan terremotos y las montañas se derrumben en el mar. ¡Que rujan los océanos y hagan espuma! ¡Que tiemblen las montañas mientras suben las aguas!

Salmos 46:1-3 (NTV)

El nombre del Señor es una fortaleza a la que el justo acude en busca de ayuda.

Proverbios 18:10 (RVC)

Miren, Dios ha venido a salvarme. Confiaré en él y no tendré temor. El Señor dios es mi fuerza y mi canción; él me ha dado la victoria

Isaías 12:2 (NTV)

Confíen siempre en el Señor Dios, porque en el Señor hay fortaleza eterna.

Isaías 26:4 (NBV)

No temas, porque yo estoy contigo; no desmayes, porque yo soy tu Dios que te esfuerzo; siempre te ayudaré, siempre te sustentaré con la diestra de mi justicia.

Isaías 41:10 (RVR1960)

Les dejo la paz. Es mi propia paz la que les doy, pero no se la doy como la da el mundo. No se preocupen ni tengan miedo.

Juan 14:27 (PDT)

No se preocupen por nada; en cambio, oren por todo. Díganle a Dios lo que necesitan y denle gracias por todo lo que él ha hecho.

Filipenses 4:6 (NTV)

El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

Reactions

0
2
0
0
1
0
Already reacted for this post.

Deja una respuesta