Crisis de Coronavirus

Por tratarse de un tema de salud pública y de alto interés informativo, como servicio a los usuarios, CVCLAVOZ ha decidido habilitar este espacio con toda la información más relevante en cuanto a la pandemia del coronavirus.

Please log in or register to like posts.
Blog

Uno de los consejos más populares para el bienestar emocional es leer en la cuarentena. Hay muchos libros que puedes elegir, pero la Biblia siempre tendrá las palabras que necesitas en el momento adecuado. Por eso debes aprovechar esta época para sumergirte en la lectura y así fortalecer tu fe y recibir la paz de Dios.

Versículos para leer en la cuarentena

¡Esfuércense y sean valientes! No tengan temor ni se aterroricen de ellos, porque el Señor tu Dios va contigo. Él no te abandonará ni te desamparará.

Deuteronomio 31:6 (RVA-2015)

El Señor es mi pastor; tengo todo lo que necesito.
En verdes prados me deja descansar; me conduce junto a arroyos tranquilos. Él renueva mis fuerzas.
Me guía por sendas correctas, y así da honra a su nombre.
Aun cuando yo pase por el valle más oscuro, no temeré, porque tú estás a mi lado.
Tu vara y tu cayado me protegen y me confortan.
Me preparas un banquete en presencia de mis enemigos.
Me honras ungiendo mi cabeza con aceite. Mi copa se desborda de bendiciones.
Ciertamente tu bondad y tu amor inagotable me seguirán todos los días de mi vida, y en la casa del Señor viviré por siempre.

Salmos 23 (NTV)

El Señor es mi luz y mi salvación,
entonces ¿por qué habría de temer?
El Señor es mi fortaleza y me protege del peligro,
entonces ¿por qué habría de temblar?

Salmos 27:1 (NTV)

Le pedí a Dios que me ayudara,
y su respuesta fue positiva:
¡me libró del miedo que tenía!

Salmos 34:4 (TLA)

Cuando siento miedo,
confío en ti, mi Dios,
y te alabo por tus promesas;
confío en ti, mi Dios,
y ya no siento miedo.
¡Nadie podrá
hacerme daño jamás!

Salmos 56:3-4 (TLA)

No te sobrevendrá mal, ni plaga tocará tu morada.

Salmos 91:10 (RVR1960)

Anda, oh pueblo mío,
entra en tus habitaciones;
cierra tras de ti tus puertas.
Escóndete por un breve momento hasta que pase la ira.
Porque he aquí que el Señor sale de su lugar,
para castigar la maldad de los habitantes de la tierra contra él.
La tierra dejará ver su sangre derramada; no encubrirá más a sus asesinados.

Isaías 26:20-21 (RVA-2015)

No tengas miedo, que yo estoy contigo; no te desanimes, que yo soy tu Dios. Yo soy quien te da fuerzas, y siempre te ayudaré; siempre te sostendré con mi justiciera mano derecha.

Isaías 41:10 (RVC)

No teman a los que matan el cuerpo pero no pueden matar al alma. Más bien, teman a aquel que puede destruir tanto el alma como el cuerpo en el infierno.

Mateo 10:28 (RVA-2015)

No se preocupen por nada; en cambio, oren por todo. Díganle a Dios lo que necesitan y denle gracias por todo lo que él ha hecho.

Filipenses 4:6 (NTV)

Porque el Espíritu que Dios nos ha dado no nos hace cobardes, sino que él es para nosotros fuente de poder, amor y buen juicio.

2 Timoteo 1:7 (PDT)

Queridos, andan por ahí muchos pretendidos profetas que presumen de poseer el Espíritu de Dios. Antes de fiarse de ellos, comprueben si verdaderamente lo poseen.

1 Juan 4:1 (BLPH)

El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

Reactions

3
7
0
0
0
0
Already reacted for this post.

Deja una respuesta