Crisis de Coronavirus

Por tratarse de un tema de salud pública y de alto interés informativo, como servicio a los usuarios, CVCLAVOZ ha decidido habilitar este espacio con toda la información más relevante en cuanto a la pandemia del coronavirus.

Please log in or register to like posts.
Blog

En Navidad celebramos y recordamos el nacimiento de Jesús. Pero con el tiempo también se ha convertido en una época para intercambiar regalos. Si bien la iniciativa es buena, puede ser motivo de estrés financiero. Cuando hay una lista larga de personas a quienes dar regalos y el presupuesto es ajustado, la situación puede volverse comprometedora. Y antes de caer en el estrés y la preocupación por este aspecto, hay algunas cosas que podemos hacer.

Cómo hacer un presupuesto para tus regalos navideños

La mejor manera de tener un buen presupuesto para Navidad es ahorrar cada mes. Sobre todo si a lista de gastos es larga. Pero si el tiempo te ganó y las festividades están cerca, puedes hacer lo siguiente:

1. Escribe tu presupuesto y asigna un monto a cada persona

Decide cuánto quieres gastar en total en los regalos. La cantidad dependerá de cuántas personas estén en tu lista y la clase de presentes que planeas darles. No te sientas mal si asignas un monto de acuerdo a cuánto significa alguien para ti. Después de todo, lo que vale es la intención y el cariño con el que das.

Recuerda que este presupuesto es para invertir en los demás y no en ti; ¡no caigas en la tentación de usar ese dinero!

2. Considera otro tipo de regalos

Los regalos no necesariamente tienen que ser comprados. Puedes hacer manualidades, cocinar o hacer algo en donde inviertas tu tiempo. Esa clase de regalos cobran un significado especial porque reflejan el empeño que pones y cuánto te importa la otra persona.

Otra opción es ofrecerte a ser de ayuda: pintar las paredes, cuidar a los niños, etc. Cualquier acto voluntario puede considerarse como un presente.

3. Considera regalar algo tuyo

¿Alguna vez te ha pasado que alguien quiere algo que tú tienes? Esta es la ocasión perfecta para dárselo como obsequio. Dar algo tuyo es una forma de demostrar cuánto aprecias a alguien. Si nunca lo habías pensado, haz un inventario de tus posesiones y evalúa qué puedes regalar. Además es un momento oportuno para ver qué puedes dar como donación a algún centro de caridad.



El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

Reactions

0
0
1
0
0
0
Already reacted for this post.

Deja una respuesta