Please log in or register to like posts.
Blog
Tiempo de lectura: 2 minutos

Para algunos niños y adultos con autismo, la naturaleza inesperada de los fuegos artificiales puede causar ansiedad y mucho estrés.

De hecho, para aquellos con problemas sensoriales, las festividades que incluyen fuegos artificiales pueden generar situaciones muy angustiantes. Entre las celebraciones más destacadas se encuentran el Año Nuevo.

Para muchos, el autismo implica mayores problemas de sensibilidad sensorial; esto significa que los fuegos artificiales pueden ser absolutamente abrumadores para alguien con autismo. De hecho, aun sabiendo que se acerca, el sonido sigue siendo tan fuerte que la persona o el niño salta y se estremece de inmediato. Luego de un sonido tan abrumador, pasa a lo que se llama lucha o huida. Sin pensarlo, el autista tratará de huir del sonido o intentará atacarlo.

¿Qué hacer ante los fuegos artificiales y el autismo?

Hay formas de hacer que las fiestas que incluyen fuegos artificiales sean una experiencia positiva para aquellos con autismo. Un buen plan y una comunicación clara ayudará a superar muchas de estas dificultades. Cambios simples como preparar actividades para la noche pueden ayudar a aliviar el estrés y la ansiedad.

Recuerda siempre que cada niño y adulto autista es diferente, y que deben participar en todo el plan familiar.

1. Desarrolla un plan y apégate a él

Para empezar, habla con tu familia sobre la noche en la que habrá fuegos artificiales y lo que esto significa para el autismo, para que todos sepan qué esperar, incluso si como familia no participan de la celebración. Asegúrate de que todos estén dentro de la casa, haciendo algo para que los autistas puedan superar el momento del ruido.

2. Prepara bocadillos y manténgase caliente

Los refrigerios, como el chocolate caliente para una noche fría, pueden actuar como una distracción y también ayuda a mantener a todos más tranquilos. Ten en cuenta que la ropa abrigada puede ser un gran consuelo. Además, puedes buscar artículos que ayuden a calmar al niño con autismo, como su juguete favorito o una actividad familiar. 

También debes leer Ideas para disfrutar la Navidad con tu hijo autista

 3. Utiliza auriculares para los oídos

Cuando se habla de fuegos artificiales y autismo, los protectores auditivos no pueden faltar. Estos pueden ayudar a bloquear el ruido y reducir la ansiedad que pueden sentir los autistas. Asimismo, puedes usar un juego de auriculares con cancelación de ruido para reproducir música relajante.

  4. Explica las medidas de seguridad

Esta es una buena oportunidad para hablar sobre la seguridad contra incendios y los peligros asociados con los fuegos artificiales y el autismo. Algunas personas pueden tener mayor ansiedad o miedo a lastimarse. Por lo tanto, asegúrate de explicar con claridad las reglas de seguridad.

5. Organiza una noche de películas

Esto puede ahogar el ruido de los fuegos artificiales de los vecinos o simplemente proporciona una distracción. También puedes reproducir videos con música relajante, poner un programa de televisión favorito o incluso un juego de computadora que cubra el sonido.

También te sugiero veas este video con contenido adicional relacionado a este tema.

¿Sabes cuáles son los peligros de los fuegos artificiales para el autismo? Escribe debajo tus ideas y comentarios. Recuerda que la persona más importante para ayudar a tus hijos, eres tú. ¡Tú puedes!

Si sospechas que tu hijo está dentro del espectro autista y quieres detectar el autismo consulta urgente con tu pediatra. Envíame tus preguntas al correo electrónico [email protected].


El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

Reactions

0
0
0
0
0
0
Already reacted for this post.

Deja una respuesta