Por qué es necesario ser amigos de nuestros hijos

Por qué es necesario ser amigos de nuestros hijos

Es necesario ser amigo de nuestros hijos. Aquí te contamos por qué.

¿Qué significa ser amigo de nuestros hijos?

Cuando pensamos en ser amigos de nuestros hijos, posiblemente el primer concepto de amistad que se nos viene a la mente es nuestra relación con amigos de nuestra edad. O tal vez pensamos que ser amigos de nuestros hijos quiere decir dejarles hacer lo que quieran porque como somos amigos tenemos que ser cool

La amistad con nuestros hijos no está basada en el libertinaje o en la falta de disciplina, sino en la confianza y el amor. 

Si nos ponemos a pensar en los motivos por los cuales disfrutamos de pasar tiempo con nuestros amigos podríamos decir que es por las buenas conversaciones, las actividades que nos gusta compartir juntos o simplemente para disfrutar de la compañía de la otra persona. Eso buscamos generar en nuestros hijos. Buscamos tener actividades que disfrutemos hacer juntos, conversaciones profundas que nos eleven como personas y como familia y poder pasar tiempo los unos con los otros. 

Para algunos, pasar tiempo con su familia es una de las mejores actividades que pueden hacer porque disfrutan pasar tiempo unos con los otros. Estas son las familias que los hijos pueden ir a sus padres y contarles que está pasando en sus vidas y así pueden recibir el consejo sabio de sus padres.

No todos tienen la misma bendición de crecer con padres que también son tus amigos y que genuinamente quieres estar con ellos, hablar y aprender de ellos. 

Una persona que compartía sobre su historia de vida dijo:

No tengo la madre que necesitaba, tengo la madre que me tocó.

Y sí, todos tenemos la madre que nos tocó. Esta persona se refería al ese vacío que sentía por las necesidades que su mamá no había podido cubrir en su vida, como por ejemplo el amor incondicional, la guía, el consejo, la madre amiga. La madre que está cuando la necesitas. 

Ese comentario hace que surja la pregunta: «¿Qué tipo de madre quiero ser? ¿Qué tipo de padre quiero ser?» Aquí es donde es necesario tener esta relación cercana con los hijos. Pero este tipo de relación cercana, donde nos podemos considerar amigos de nuestros hijos, no sucede por casualidad. Requiere de un gran esfuerzo.

Para generar esta relación de cercanía y amistad con tus hijos en donde ellos quieren pasar tiempo contigo y quieren contarte sus cosas, hay 3 puntos claves que tienen que suceder. 

Cómo hacerte amigo de tus hijos

Genera confianza

La confianza no sucede porque sí. La confianza se genera. Y para poder generar confianza debo conectar con mis hijos. En la cercanía se genera la confianza.

Si quiero ayudarlos, instruirles, guiarlos en cualquier situación de sus vidas que estén atravesando, para eso tengo que saber qué están viviendo. Nunca me voy a enterar de lo que están sintiendo si ellos no me quieren contar. 

Por eso la confianza es primordial para generar esta relación de amistad con mis hijos. Se requiere paciencia y constancia para que ellos vean que tu siempre estás. Aunque haya cosas que no quieran contarte y otras que sí. Tú siempre estás. Y ellos saben que las cosas que le cuentas quedan entre ustedes dos. Día a día se va desarrollando esa confianza. Pero para que eso suceda tienes que estar presente. 

Crea espacios para escuchar y para aconsejar

Los amigos te escuchan y aconsejan. El segundo punto es escucharlos. Hoy en día es más fácil agarrar nuestro teléfono y ponernos a mirar las redes sociales o prender la tele que entablar una conversación. Genera el contexto adecuado para que ellos puedan hablarte.

Uno de los mejores espacios para generar una conversación es la cena. El tiempo donde ya todos estamos en casa y podemos pasar un rato juntos y compartiendo sobre nuestro día. Si hoy en día en tu casa no acostumbran a cenar todos juntos, te invito a que lo pruebes.

También puedes buscar espacios uno a uno con tus hijos al salir a caminar o llevarles a comer un helado. Un espacio que te permita compartir con ellos y hablar de lo que ellos tengan ganas. Es necesario ser amigo de nuestros hijos para poder escucharlos, saber qué sucede en sus vidas y desde allí poder aconsejarles acorde a lo que dice la Palabra de Dios.

Pregúntate cuál es la perspectiva de tus hijos

Ver el mundo desde su perspectiva. Este tercer punto puede que sea el más complicado, pero el más necesario.

Una vez que generamos un espacio de confianza en donde ellos nos quieren hablar y contar las cosas que le están pasando, nuestro primer instinto tal vez sea darles una lección y decirle cómo tienen que hacer las cosas. Y tal vez haya momento para eso, pero ahora estamos hablando de entablar esa relación cercana con tus hijos, que cuando algo les pasa el primer llamado sea a ti. Para que eso suceda, tienes que ver el mundo desde su perspectiva. Busca entender la manera en que están pensando y su razonamiento al actuar. Una vez que hayas procesado eso, desde ahí puedes aconsejarles y guiarles. Y eso hará que escuchen tu consejo más que si sienten que les están regañando.

Lo más importante es la familia

La familia es lo más sagrado que tenemos en la tierra. Por eso es necesario ser amigo de nuestros hijos. El enemigo está ocupado atacando las familias día a día. Hagamos de nuestra familia nuestra prioridad. Que lo más importante que tengamos sea la relación con cada miembro de nuestra familia. Que nuestros hijos puedan ver el amor que nos tenemos unos por los otros. Y ojalá que un día cuando a ellos les toque preguntarse qué clase de madre o padre quieren ser, puedan decir que quieren tener una relación tan cercana como la tuvieron contigo.


El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana

CVCLAVOZ

. El presente se escribió en su totalidad por un ser humano, sin uso de ChatGPT o alguna otra herramienta de inteligencia artificial.

CVCLAVOZ

Facebook
Twitter
Email
LinkedIn
WhatsApp

Cómo debe ser un padre, según la Biblia

La Biblia nos dice cómo debe ser un padre con sus hijos y cómo su rol de papá impacta la vida de toda una generación.

¿Cuáles son los signos de una familia en crisis?

¿Es tu familia tu lugar seguro? Quiero invitarte en este artículo a descubrir cuáles son los signos de una familia en crisis.

Actividades para reavivar la conexión emocional en la familia

Recordar la importancia de estas actividades puede ser fundamental para mantener la conexión emocional en la familia.

Tiempo de lectura:

4 minutes

Autor

Comentarios

Likes

0

Deja un comentario