5 consecuencias de abandonar la iglesia

5 consecuencias de abandonar la iglesia

¿Qué significa abandonar la iglesia? ¿Cuáles son las consecuencias de abandonar la iglesia? Puede ser que pienses que dejar de asistir a una congregación no cambia nada porque Dios está en todas partes. Y sí, es cierto, Dios sí puede estar en todas partes. Sin embargo, la Iglesia es definida como un cuerpo que funciona unido.

En este punto ya debes saber que tú eres parte de un cuerpo. Aunque la mano quiera funcionar sola, o una pierna quiera soltarse y caminar sola, la verdad es que necesita un cuerpo. Lo mismo pasa con nosotros.

¿Quién pierde más?

Abandonar la iglesia, y lo que eres por naturaleza, siempre tiene consecuencias. Aunque claro, puede que no estés de acuerdo conmigo. Por eso quisiera compartir contigo tan solo 5 consecuencias de abandonar la iglesia:

1. Dejas de pertenecer a una comunidad

Es importante que te rodees de personas con tus mismas ideas y creencias, tanto como con aquellas que no. Necesitas compartir con gente con la que puedas hablar sobre tus dudas y experiencias. Ser parte de una comunidad de fe te hace crecer, te fortalece, te desarrolla.

También es muy importante recibir el apoyo y mentoría de pastores y personas con más años de experiencia como cristianos. Te pierdes de todo esto cuando abandonas la comunidad.

Y se dedicaban continuamente a las enseñanzas de los apóstoles, a la comunión, al partimiento del pan y a la oración. Sobrevino temor a toda persona; y muchos prodigios y señales eran hechas por los apóstoles. Todos los que habían creído estaban juntos y tenían todas las cosas en común.

Hechos 2:42-47 (NTV)

2. Dejas de aprender sobre Jesús

Por más que dediques tiempo a leer tu Biblia, necesitas ayuda instructiva de tu lectura. Una forma de hacerlo es recibir el mensaje de alguien que ha estudiado (y estudia) las Escrituras constantemente. Alguien a quien Dios le da un mensaje, mucha sabiduría y una manera de transmitirlo. ¿Cómo vas a conocer más a Jesús si no te relacionas con Él y si no escuchas para que tu fe crezca?

Sobre todo, tienen que entender que ninguna profecía de la Escritura jamás surgió de la comprensión personal de los profetas  ni por iniciativa humana. Al contrario, fue el Espíritu Santo quien impulsó a los profetas y ellos hablaron de parte de Dios.

2 Pedro 1:20-21 (NTV)

Vivan en armonía unos con otros. No sean tan orgullosos como para no disfrutar de la compañía de la gente común. ¡Y no piensen que lo saben todo!

Romanos 12:16 (NTV)

3. Dejas de aportar tus conocimientos a otros

Tal como otras personas, tú tienes dones, talentos y experiencias que pueden impactar y bendecir la vida de muchos. Cuando dejas de ser parte de la iglesia, muchas personas se pierden la bendición de recibir de ti, crecer contigo… y tú te pierdes la oportunidad de servir a Dios en algo que te satisfaga, que los bendiga a ellos y te dé sentido de propósito.

A continuación, hay algunas de las partes que Dios ha designado para la iglesia: en primer lugar, los apóstoles; en segundo lugar, los profetas; en tercer lugar, los maestros; luego los que hacen milagros, los que tienen el don de sanidad, los que pueden ayudar a otros, los que tienen el don de liderazgo, los que hablan en idiomas desconocidos.

1 Corintios 12:28 (NTV)

4. Dejas de alabar a Dios

Una de las partes más importantes de hacer vida como iglesia es el tiempo de alabanza a Dios en comunidad. Si no asistes, ni eres parte de una iglesia, es muy probable que dejes de hacer (y creer) las declaraciones que exaltan y alaban a Dios.

También dejarías de cantarle a Dios. Cuando alabas a Dios en compañía de otras personas, y le cantas, puedes experimentar cómo Dios prepara tu corazón para recibir la enseñanza que se va a impartir. Por eso cuando abandonas la iglesia esta es otra consecuencia lamentable.

Y sí, puedes alabarle en la comodidad de tu cuarto, pero nunca será lo mismo que hacerlo en comunidad.

Por lo tanto, por medio de Jesús, ofrezcamos un sacrificio continuo de alabanza a Dios, mediante el cual proclamamos nuestra lealtad a su nombre.

Hebreos 13:15 (NTV)

¡Qué maravilloso y agradable es cuando los hermanos conviven en armonía!

Salmos 133:1 (NTV)

5. Dejas de amar a otros

Hay quienes te dirán que puedes caer más fácilmente en tentaciones si no eres parte de una iglesia y no asistes a un espacio físico de reunión. Sin embargo, en la Biblia se nos habla de que el verdadero peligro no es nada más el declive espiritual sino el hecho de no amar a los demás.

Pensemos en maneras de motivarnos unos a otros a realizar actos de amor y buenas acciones. Y no dejemos de congregarnos, como lo hacen algunos, sino animémonos unos a otros, sobre todo ahora que el día de su regreso se acerca.

Hebreos 10:24-25 (NTV)

Esto hace que haya armonía entre los miembros a fin de que los miembros se preocupen los unos por los otros.

1 Corintios 12:25 (NTV)

Sobre todo, vístanse de amor, lo cual nos une a todos en perfecta armonía.

Colosenses 3:14 (NTV)

¡Tú necesitas personas a tu lado para crecer! Y la iglesia existe para que lo hagas. Como ves, no puedes simplemente decidir dejar de ser hijo de Dios y ya, sin ningún tipo de consecuencia.

Como el hierro se afila con hierro, así un amigo se afila con su amigo.

Proverbios 27:17 (NTV)

Puede que te hayan herido en alguno de estos espacios, pero todos somos imperfectos, incluso tú. No existe iglesia perfecta, pero sí existe una comunidad para ti. Sigue buscando. Tú lo necesitas y esta comunidad de fe también te necesita a ti. Dale, Jesús te hizo parte de Su Iglesia.


El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana

CVCLAVOZ

. El presente se escribió en su totalidad por un ser humano, sin uso de ChatGPT o alguna otra herramienta de inteligencia artificial.

CVCLAVOZ

Facebook
Twitter
Email
LinkedIn
WhatsApp

Mujeres de la Biblia que tuvieron un rol importante en la iglesia

Aunque en esos tiempos a la mujer no se le tenía mucho en cuenta, podemos leer en la Biblia que muchas mujeres contribuyeron con la iglesia

Los Salmos como expresión máxima del alma y el espíritu

La riqueza de los Salmos continúan resonando en los corazones de quienes buscan una conexión más profunda con Dios en el alma y espíritu.

Beneficios de vivir una vida comprometida con Dios

Vivir una vida comprometida con Dios abarca todos los aspectos de nuestra existencia. Conoce aquí los beneficios.

Tiempo de lectura:

4 minutes

Autor

Comentarios

Likes

1

Deja un comentario