Please log in or register to like posts.
Blog
Tiempo de lectura: 2 minutos

La Biblia dice que Dios es Padre de misericordias y de toda consolación (2 Corintios 1:3); y esto nos da la garantía de que podemos encontrar consuelo y protección en momentos difíciles. Dios nos reconforta cuando el sufrimiento quiere apoderarse de nuestras vidas. Él nos recuerda que no hay ningún poder mayor al Suyo, y que si nuestra esperanza está en Él, entonces no hay por qué temer.

Dios nos reconforta en medio del sufrimiento a través de

Su Palabra

En la Biblia encontramos el consuelo que necesitamos porque Dios nos habla por medio de ella. Cuando la leemos aprendemos que los problemas de los seres humanos son los mismos, y que la aflicción y el dolor es inevitable. Así mismo, Dios está con nosotros en cada momento de nuestra vida. Él no ha cambiado, y el amor es parte de quién es; por lo tanto, siempre podemos contar con su consuelo.

Cuando atravieses algún momento difícil, recurre a la Biblia. Dios te hablará por medio de ella, y podrás refugio en pasajes como este:

Dios dijo:
Soy yo mismo el que los anima.
¿Por qué le tienen miedo
a simples seres humanos
que no son más que hierba?
No olviden que yo soy su creador,
yo soy el que extendió los cielos
y afirmó la tierra.
No teman al enemigo
que con furia quiere destruirlos.
Frente a mi poder
toda su furia desaparece.

Isaías 51:12-13 (TLA)

Además, aprender más sobre el carácter y naturaleza de Dios te ayudará a afirmar tu fe; de manera que cuando pases por tribulaciones, tu ánimo no decaerá.

Otras personas

Dios puede usar a las personas para consolarte cuando tienes problemas. Por ejemplo, Pablo les dijo a la gente de Corinto que Dios había usado a Tito para este propósito:

Pero Dios, que consuela a los que están desanimados, nos consoló con la llegada de Tito.

2 Corintios 7:6 (PDT)

Aun en la actualidad, Dios puede enviar a alguien para reconfortarnos. Podemos identificar a esas personas cuando no nos dicen simples palabras de aliento, sino que lo que dicen van acorde a la Biblia.

Un versículo bíblico puede ser justo lo que necesitas para fortalecerte en ese momento, así que si alguien te envía uno o te lo dedica, no lo pases por alto y recíbelo como de parte de Dios.

Asimismo, Dios te puede usar para que reconfortar a otros que están sufriendo. Si sientes hablar con alguien o dedicarle algún texto bíblico, haz caso a ese llamado. Tú puedes ser un medio para que Dios hable a otra persona.

Su paz

Les dejo un regalo: paz en la mente y en el corazón. Y la paz que yo doy es un regalo que el mundo no puede dar. Así que no se angustien ni tengan miedo.

Juan 14:27 (NTV)

Jesús nos dio un regalo: Su paz. Y este regalo no es para el futuro, ¡Él ya nos lo dio! Esto significa que Dios reconforta nuestros corazones, incluso en medio del sufrimiento. No tenemos por qué dudar o temer. Si pasamos por momentos difíciles, tenemos ese regalo que Jesús nos dejó; solo tenemos que aceptarlo.

Las pruebas y problemas pueden hacer que te sientas como la única persona que sufre, pero recuerda que Jesús sabe cómo te sientes porque Él también fue humano.

Si quieres aprender más, únete a la campaña #Reconfortados.


El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

Reactions

13
20
1
0
0
0
Already reacted for this post.

Deja una respuesta