Crisis de Coronavirus

Por tratarse de un tema de salud pública y de alto interés informativo, como servicio a los usuarios, CVCLAVOZ ha decidido habilitar este espacio con toda la información más relevante en cuanto a la pandemia del coronavirus.

Please log in or register to like posts.
Blog

En realidad en la Biblia se lee mucho sobre las estrellas. Pero muchos sienten que puede ser malo estudiar las estrellas siendo cristianos. Sabemos que las estrellas al igual que los planetas y galaxias fueron creadas por Dios y muestran poder y majestad, así como sabemos que Dios las tiene numeradas y les ha dado nombres.

Las constelaciones han sido estudiadas desde hace milenios. Se pueden estudiar las estrellas. Mas, todos podemos leer que en la Biblia dice que las estrellas, el sol y la luna fueron creadas como señales y estaciones que servirían para marcar el tiempo. Sin embargo nunca les atribuye un significado oculto o algo en base a lo que debamos guiar nuestras decisiones.

Entonces Dios dijo: «Que aparezcan luces en el cielo para separar el día de la noche; que sean señales para que marquen las estaciones, los días y los años».

Génesis 1:14 (NTV)

No debemos estudiar las estrellas como forma de adivinación

Tomar la astrología como interpretación de influencia de las estrellas o estudiarlas para saber el destino de la humanidad es una creencia falsa. De hecho, usarla como forma de adivinación está prohibido en las Escrituras. Dios prohibió a los hijos de Israel adorar o servir al «ejército del cielo», como podemos ver en el libro de Deuteronomio 4:19. Pero acá lo que dice en el libro de Isaías:

Te has fatigado en tus muchos consejos. Comparezcan ahora y te defiendan los contempladores de los cielos, los que observan las estrellas, los que cuentan los meses, para pronosticar lo que vendrá sobre ti. He aquí que serán como tamo; fuego los quemará, no salvarán sus vidas del poder de la llama; no quedará brasa para calentarse, ni lumbre a la cual se sienten.

Isaías 47:13-14 (RVR1960)

Admirar las estrellas no es malo

Podemos observar las estrellas, admirarlas, conocer sus nombres y celebrar las que llaman lluvias de estrellas. Eso no tiene nada de malo. Lo que no es correcto es estudiar las estrellas siendo cristianos, como para tomar decisiones. Nuestra guía y nuestra sabiduría viene de Dios, no de las estrellas.

De hecho, hay estudios donde se ha visto lo que podemos llamar la firma de Dios en las estrellas. Recordamos la estrella de Belén, que guió a los magos. Y los estudiosos de los astros y las estrellas tienen explicaciones para el evento. Pero sabemos, como venga la explicación, que en el estudio de todas las estrellas, el autor inicial fue Dios.


El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

Reactions

0
2
0
0
0
0
Already reacted for this post.

Deja una respuesta