Crisis de Coronavirus

Por tratarse de un tema de salud pública y de alto interés informativo, como servicio a los usuarios, CVCLAVOZ ha decidido habilitar este espacio con toda la información más relevante en cuanto a la pandemia del coronavirus.

Please log in or register to like posts.
Blog
La brujería no es algo nuevo, en los tiempos bíblicos ya habían personas que se dedicaban a adivinar el futuro, ponerse en contacto con los muertos e incluso hacer hechicerías.
En la actualidad estas prácticas siguen existiendo, y ahora hasta se han hecho populares y de moda. Esto se ve en las lecturas de mano, el tarot, el horóscopo, los rituales para sanidad, amor o dinero, espiritismo, la predicción del futuro, la ouija, etc. Sin embargo, por más comunes que sean, la Palabra de Dios tiene una postura firme con respecto a todo tipo de brujería.

A continuación está un resumen de lo que dice la Biblia acerca de la brujería.

¿Qué dice la Biblia acerca de la brujería?

Qué dice la Biblia sobre la brujería

Ofende a Dios

Así fue como Dios le quitó la vida a Saúl, porque no obedeció sus mandamientos y porque fue a consultar a una adivina en vez de consultarlo a él.

1 Crónicas 10:13 (TLA)

Manasés también sacrificó a sus propios hijos en el fuego en el valle de Ben-hinom. Practicó la hechicería, la adivinación y la brujería, y consultó a los médiums y a los videntes. Hizo muchas cosas que eran malas a los ojos del Señor y con eso provocó su enojo.

2 Crónicas 33:6 (NTV)

La Biblia dice que la brujería es un pecado (1 Samuel 15:23), y al igual que cada pecado, ofende a Dios. Él es santo y por eso no soporta el mal. Cuando nosotros pecamos, despreciamos gravemente a nuestro Creador y a todo lo que representa.

La brujería es un pecado porque implica consultar a satanás, en vez de a Él; esto pasa con la predicción del futuro, por ejemplo. Nadie puede conocer el futuro más que Dios, y si buscamos sabiduría fuera de Él, estamos implicando que hay alguien más poderoso; lo cual, no es cierto.

Te contamina

No acudan a la nigromancia, ni busquen a los espiritistas, porque se harán impuros por causa de ellos. Yo soy el Señor su Dios.

Levítico 19:31 (NVI)

El problema con el pecado es que es adictivo. Lo pruebas una vez y la siguiente quieres un poco más, y así terminas sumergido en un pozo sin salida.

Dios nos advierte que nos alejemos de la brujería porque sabe que contaminaremos nuestro corazón. Si nos acercamos por curiosidad o porque creemos que es inocente, estaremos poniendo en peligro nuestra fe.

La Biblia nos advierte que nadie debe intentar jugar con las cosas del diablo, incluso nos advierte que por más que estemos firmes en la fe, seamos cuidadosos de no caer (1 Corintios 10:12).

Te aparta de Dios

Y si una persona acude a nigromantes o espiritistas, adorando con ellos a falsos dioses, yo me volveré contra esa persona y la extirparé de su pueblo.

Levítico 20:6 (BLPH)

A diferencia de los seres humanos, Dios no cambia (Hebreos 13:8). Él rechazó la brujería desde tiempos antiguos (Deuteronomio 18:10-14) y sigue haciéndolo hasta ahora. Debido a que la brujería está calificada como rebeldía (1 Samuel 15:23), es una señal de rechazo de nuestra parte hacia Dios.

En realidad, todo pecado nos aleja de Dios y el único que puede crear un puente entre Él y nosotros es Jesús. No existe una magia que pueda salvarnos, solo Jesús puede hacer eso.

Te lleva al infierno

Pero los cobardes, los incrédulos, los corruptos, los asesinos, los que cometen inmoralidades sexuales, los que practican la brujería, los que rinden culto a ídolos y todos los mentirosos, tendrán su destino en el lago de fuego que arde con azufre. Esta es la segunda muerte.

Apocalipsis 21:8 (NTV)

Continuar pecando significa rechazar a Dios. Y si le hemos dado la espalda quiere decir que no queremos estar con Él por la eternidad. La Biblia dice que todos aquellos que practican el mal no pueden pasar la vida eterna con Dios.

Cuando ustedes siguen los deseos de la naturaleza pecaminosa, los resultados son más que claros: […] hechicería […] y otros pecados parecidos. Permítanme repetirles lo que les dije antes: cualquiera que lleve esa clase de vida no heredará el reino de Dios.

Gálatas 5:19-21 (NTV)

Es cierto que ningún ser humano está libre de pecado, pero para eso tenemos a Jesús. Él puede perdonar nuestras faltas y ayudarnos a no pecar más. El cambio que produce en nuestras vidas nos lleva a alejarnos de lo malo, a vivir una vida recta ante los ojos de Dios, y como consecuencia, tener la recompensa de vivir en el cielo con Él.

Finalmente, la Biblia también nos aconseja qué podemos hacer en cuanto a la brujería, hechicería y otras prácticas ocultas. En Isaías 8:19-22 nos aconseja a: apartarnos de todas las creencias que contradigan la Palabra de Dios, buscar la orientación de Dios y seguir sus instrucciones y enseñanzas.

Cuando nuestra atención está enfocada en Jesús, se nos hace fácil distinguir lo correcto de lo incorrecto. Y de esa manera podemos estar firmes en nuestra fe.

Tal vez alguien les diga: “Preguntemos a los médiums y a los que consultan los espíritus de los muertos; con sus susurros y balbuceos nos dirán qué debemos hacer”. Pero ¿acaso no deberá el pueblo pedirle a Dios que lo guíe? ¿Deberían los vivos buscar orientación de los muertos? ¡Busquen las instrucciones y las enseñanzas de Dios! Quienes contradicen su palabra están en completa oscuridad. Irán de un lugar a otro, fatigados y hambrientos. Y porque tienen hambre, se pondrán furiosos y maldecirán a su rey y a su Dios. Levantarán la mirada al cielo y luego la bajarán a la tierra, pero dondequiera que miren habrá problemas, angustia y una oscura desesperación. Serán lanzados a las tinieblas de afuera.

Isaías 8:19-22 (NTV)

El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

Reactions

86
23
4
1
15
7
Already reacted for this post.

Le gusta

Deja una respuesta