Crisis de Coronavirus

Por tratarse de un tema de salud pública y de alto interés informativo, como servicio a los usuarios, CVCLAVOZ ha decidido habilitar este espacio con toda la información más relevante en cuanto a la pandemia del coronavirus.

Please log in or register to like posts.
Blog

A todos nos encanta hacer planes y tener proyectos. Eso es magnífico, nos mantiene motivados y enfocados en las cosas que queremos lograr. Pero, aunque hacemos los planes, es Dios quien decide. Es quien tiene la última palabra. Y debemos acatarla.

La brevedad de la vida

¿Cómo saben qué será de su vida el día de mañana? La vida de ustedes es como la neblina del amanecer: aparece un rato y luego se esfuma.

Santiago 4:14 (RVR 1960)

Así de efímera es la vida. En un suspiro, en un abrir y cerrar de ojos, un momento estamos acá y de pronto morimos. Una neblina. Pero bendito sea Dios que, aunque es corta nuestra vida, al encontrarlo, conocerlo, recibirlo, nos da un significado, un propósito.

Hagamos de esa neblina, esa brevedad que es nuestra vida, una vida con propósito, una neblina significativa, que permanezca en la memoria de otros, señalando hacia Jesús. Así es como deseamos que nos recuerden quienes creemos en Él.

Vivamos en el presente. No permitamos que lo que no logramos o no hicimos nos detenga de hacerlo hoy. Y no vivamos pensando en un futuro en esta vida, que solo Dios conoce. Si vivimos en el pasado o en el futuro, no vamos a disfrutar el presente y no vamos a progresar.

Aferrados a Su promesa de eternidad a Su lado

Solo poniéndonos en manos de Dios, teniendo una estrecha relación con Él, le encontraremos significado a ese leve vapor que viene siendo nuestra vida; porque nos dio la promesa de la eternidad a Su lado. Eso nos mantiene en Sus caminos, el saber que estaremos con Él.

La promesa de un mundo sin lágrimas ni dolor, nos da la paz. Sabemos que la muerte ya no tiene aguijón para nosotros. Viviremos la eternidad al lado de nuestro Rey de Reyes, en ese lugar que está preparando para cada uno de nosotros.

En el hogar de mi Padre, hay lugar más que suficiente. Si no fuera así, ¿acaso les habría dicho que voy a prepararles un lugar?Cuando todo esté listo, volveré para llevarlos, para que siempre estén conmigo donde yo estoy.

Juan 14:2-3 (NTV)

El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

Reactions

3
7
1
0
0
0
Already reacted for this post.