Please log in or register to like posts.
Blog
Tiempo de lectura: 2 minutos

Decimos que la Palabra de Dios tiene poder, porque hemos visto ese poder en acción. La Biblia fue escrita por hombres, pero inspirada por Dios. Fue inspirada en ellos por el Espíritu Santo. Sabiendo el poder de Su creación y de Sus milagros, no podemos dudar de que hay poder en Su Palabra.

Pero persiste tú en lo que has aprendido y te persuadiste, sabiendo de quién has aprendido; y que desde la niñez has sabido las Sagradas Escrituras, las cuales te pueden hacer sabio para la salvación por la fe que es en Cristo Jesús.Toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia,a fin de que el hombre de Dios sea perfecto, enteramente preparado para toda buena obra.

2 Timoteo 3:14-17 (RVR 1960)

La Palabra de Dios es el alimento de nuestra alma

Cuando somos creyentes, no dudamos de lo que leemos en esa maravillosa guía que nos dejó Dios para vivir mejor este tiempo de vida. Y así como necesitamos de los alimentos para el desempeño de nuestro cuerpo, necesitamos alimentarnos con la lectura de la Palabra de Dios para el desempeño de nuestro espíritu, de nuestra alma.

Tenemos también la palabra profética más segura, a la cual hacéis bien en estar atentos como a una antorcha que alumbra en lugar oscuro, hasta que el día esclarezca y el lucero de la mañana salga en vuestros corazones; entendiendo primero esto, que ninguna profecía de la Escritura es de interpretación privada,porque nunca la profecía fue traída por voluntad humana, sino que los santos hombres de Dios hablaron siendo inspirados por el Espíritu Santo.

2 Pedro 1:19-21 (RVR 1960)

Hay poder en la Palabra de Dios, porque nos nutre, nos abre el entendimiento, y transforma a quienes estamos dispuestos a enriquecernos con su contenido. Jesús dijo que conoceremos la verdad, y esta nos hará libres. Para saber la verdad debemos estudiar y meditar en la Palabra de Dios y haciéndolo, entenderemos su poder.

Dios quiere de nosotros una relación

Sabiendo que Dios quiere de nosotros una relación estrecha con Él, necesitamos conocerlo más para lograr acercarnos y saber lo que quiere de nosotros. La mejor manera de conocer a Dios es estudiando la Palabra y encontrando en ella el poder restaurador, el poder que nutre nuestro espíritu, Su poder transformador.

Mientras más conocimiento tengamos de Dios, más fuerte y profunda podrá ser nuestra relación con Él. Cuanto más tiempo pasemos escudriñando las Escrituras, más sentiremos su poder, el poder que hay en la Palabra de Dios. Y sabemos que tiene el poder de Dios, porque fue inspirada por Su Espíritu Santo.

Porque la palabra de Dios es viva y eficaz, y más cortante que toda espada de dos filos; y penetra hasta partir el alma y el espíritu, las coyunturas y los tuétanos, y discierne los pensamientos y las intenciones del corazón.

Hebreos 4:12 (RVR 1960)

El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

Reactions

2
2
0
0
0
0
Already reacted for this post.

Deja una respuesta