Crisis de Coronavirus

Por tratarse de un tema de salud pública y de alto interés informativo, como servicio a los usuarios, CVCLAVOZ ha decidido habilitar este espacio con toda la información más relevante en cuanto a la pandemia del coronavirus.

Please log in or register to like posts.
Blog

Si uno toma en serio las palabras que la gente usa a diario, pronto llegaría a la conclusión que destino y libertad son dos ideas incompatibles. Sin embargo, son ideas profundamente arraigadas en el imaginario colectivo.

La idea de destino

Destino sólo es posible si la vida estuviera diseñada previamente, sea por una suerte de plan divino o un determinismo filosófico o científico. En semejante escenario, el libre albedrío sería una ilusión.

Siempre me asombra que personas educadas sustenten la idea de que todo está predeterminado y, sin embargo, se consideran “libres” o presumen de libre albedrío.

Téngase por entendido que destino o predeterminación son un todo. No es posible ser libre algunas veces y otras veces no.

Esta es la razón por las que es tan popular que la gente va a que le lean las cartas, consultar adivinos y esperar el horóscopo diario, entre otras cosas. Eso sólo tiene sentido si lo que le va a pasar a uno esta prefijado.

Por eso afirmo que destino y libertad son incompatibles,

La idea de libertad

A riesgo de cansar a mi amable audiencia, veo la necesidad de recurrir, de nuevo, a una de las más emblemáticas y definitivas declaraciones de Jesús:

Y conoceréis la verdad y la verdad os hará libres.

Juan 8:32 – RVR1960 – La palabra destacada es nuestra

No hay que salirse del contexto en que estas palabras son dichas. Fueron pronunciadas sólo un rato después que libró a una mujer adúltera de las piedras de los que se consideraban “santos”.

En este episodio, Jesús rompió la regla de la ley y la superó con el amor. Nada más ilustrativo del hecho que destino y libertad son cosas distintas.

Hay que vivir la libertad para hacer lo que Jesús hizo aquí. Tenemos la tendencia a ser esclavos de tradiciones, normas y preceptos, porque ellas nos otorgan seguridad, certeza. Por eso es atractiva de la idea de destino: todo o que pasa está dentro del plan.

A partir de ese episodio, los fariseos cuestionan y critican las razones que Jesús ha dado para liberar a una mujer de un castigo inminente e injusto además.

La libertad es costosa, pero es mejor

Adhiero irreductiblemente a la idea de libertad que ofrece Jesús. Libertad no sólo respecto del pecado o del infierno. Esos son reduccionismos teológicos.

Me refiero a la libertad que me permite cuestionar, decidir, elegir, rechazar, criticar responsablemente. Amo la libertad que me permite no ser victimado por instituciones o por lideres carismáticos. Disfruto la libertad de pensamiento que me otorga un texto bíblico no mediado por otros y entendido en su contexto para este tiempo.

Destino y libertad son dos conceptos incompatibles entre sí y por ello elijo la libertad, pese a que más veces de las que quisiera, causa rechazo y crítica por parte de cierta audiencia. 


El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

Reactions

1
2
0
0
0
0
Already reacted for this post.

Deja una respuesta