Please log in or register to like posts.
Blog
Tiempo de lectura: 2 minutos

Es probable que hayas incorporado algunas de estas guías nutricionales a tu estilo de vida por años, sin saber que pueden estar  deteriorando tu salud. Son cosas que aprendemos, porque se pasan en la familia, en las amistades o las vimos en alguna revista de salud. Decisiones saludables de nutrición, que no lo son realmente

1. Alimentos bajos o libres de grasas

El buscar los alimentos bajos en grasa o libres de grasa. Hay nuevos estudios que no relacionan los lácteos de grasas enteras con la diabetes, las enfermedades del corazón ni con la ganancia de peso.

Lo cierto es que los ácidos grasos en los lácteos pueden tener efectos beneficiosos para el metabolismo. De hecho, uno de los efectos de las buenas grasas es que producen saciedad, lo que puede evitar que comas demás; y muchos de los alimentos bajos o sin grasas, no suelen tener menos calorías; ya que casi siempre les agregan más sabores artificiales, azúcares o sal para mejorar el sabor. 

2. Eliminar los carbohidratos 

Los carbohidratos son la energía principal de nuestro cuerpo, porque proveen vitaminas, minerales y fibra. Cuando dejamos de comerlos o mantenemos su consumo al mínimo por largo tiempo, nuestro cuerpo siente que le falta el glicógeno y aunque toma la energía de la grasa en ese proceso llamado ketosis, que le dio nombre al sistema keto de alimentación, no es lo más sano.

La acumulación de esos ketones es de las decisiones saludables de nutrición que no lo son. Da lugar a dolores de cabeza, dificultad para concentrarnos, puede subir el colesterol. Sí es positivo eliminar carbohidratos como los contenidos en las rosquillas o donas, pero debemos mantener los carbohidratos complejos como los granos enteros, legumbres, frutas y vegetales

3. Evitar las frutas por altos contenidos de azúcares

Aunque las frutas tienen fructosa, nunca vas a poder comer tanta fruta que te haga engordar. Las frutas tienen fibra que sacia, vitaminas, minerales y antioxidantes que proporcionan. Por ello nos dejan ver que las debemos incluir en nuestra dieta.

Muchos evitan las frutas y prefieren unas barras que tienen más calorías y elementos procesados que indican ser decisiones saludables de nutrición, pero que no lo son. Y si necesitas bajar el azúcar sí hay frutas que tienen un poco más que otras. Con limitar las uvas, la piña y las bananas es suficiente, tampoco quiere decir que no las comas más; toda fruta es saludable.

4. Comer fiambres como pavo y jamón como fuente de proteína

La verdad es que hoy día cada vez recomiendan menos comer este tipo de alimentos procesados, porque aparte de los químicos con los que los tratan, están cargados de mucho sodio. Ahí debemos incluir también salchichas, chorizos, pepperoni y hamburguesas.

En caso de tener que ir a un súper mercado a comprarla porque no pudiste llevar tu almuerzo preparado al trabajo, una opción de proteína más saludable e igualmente rápida son los pollos asados que venden ya listos. Quitando la piel, son mejor opción que todas esas carnes procesadas. Eliminar esas fuentes de proteínas todo lo posible sí son decisiones saludables de nutrición que ayudan.

Esperamos que estos datos te recuerden elegir opciones más saludables para tu nutrición.


El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

FUENTE
Woodyatt A. (2021) Las personas que consumen más grasas lácteas tienen menos riesgo de sufrir enfermedades cardíacas, según un estudio. CNN Salud. Recuperado el 7 de febrero de 2022, de https://cnnespanol.cnn.com/2021/09/22/personas-consumen-grasa-lactea-menos-riesgo-sufrir-enfermedades-cardiacas-estudio-trax/

Reactions

3
1
1
0
0
0
Already reacted for this post.

Deja una respuesta