Please log in or register to like posts.
Blog
Tiempo de lectura: 3 minutos

Todos tenemos en mente llegar a la figura deseada. Esa con la que nos sentimos cómodos y confiados. Las festividades, matrimonios y fiestas en general nos sacan de la rutina. Hay quienes se cuidan y sin embargo ganan un poco de peso porque siempre hay novedades en la comida que ofrecen y se quiere probar. Y aunque tomemos un bocado, viene siendo un bocado de cada platillo, que en total, suman calorías.

Sin embargo, con estresarnos no lograrermos nada y tampoco debemos querer bajar con inmediatez. Es preferible ponernos una meta que estemos seguros de que podemos alcanzar. Y con los tips que te daremos a continuación, te será más fácil llegar a tu figura deseada.

1. Prepara un programa por escrito

Piensa en ello como un contrato para tu salud. En ese programa vas a colocar la cantidad de ejercicio que debes hacer cada día, el tipo de comida que vas a evitar, el tipo de comida que debes elegir y las recetas que puedes preparar con antelación. Es importante detallar las meriendas o tentempié que debes consumir entre comidas.

2. Compra los productos que vas a usar

Cuando decidas comenzar, si compras organizadamente todo lo que vas a necesitar para tu buen consumo, no vas a tener la excusa de que no había y lo sustituiste o por eso te saliste del estilo de alimentación que elegiste. Lo elegiste por ser efectivo si se realiza y porque tiene muchos alimentos que te gustan y es el que te ayudará a llegar a tu figura deseada.

3. Pésate tres días después de comenzar tu programa

Es lo mejor, porque si te pesas todos los días te puedes desanimar. De hecho, luego de bajar unos cinco kilos, te recomendamos no volverte a pesar hasta después de una semana. Por lo general, cuando hacemos régimen alimenticio y con ejercicios, llega un momento que el cuerpo se queda en un peso por un tiempo corto. Por eso no es bueno pesarse todos los días. Y no debemos esperar bajar la misma cantidad de peso que al principio. Poco a poco llegarás a esa figura deseada.

4. Cuelga en tu clóset una pieza de ropa que te servía y ya no

La idea es que luego de bajar los primeros kilos, te lo pruebes y verás que te falta menos para volverlos a usar. Es una buena motivación. Tal vez para otra persona sea una falda porque se ha visto las piernas muy gruesas. Para otro puede ser una blusa o franela estrecha que mostraba los cauchitos adquiridos. Ver esa pieza de ropa mientras logramos la figura ideal es una gran ayuda.

5. Coloca tu foto con tu peso ideal en la puerta de la nevera

Es efectivo para muchas personas, porque les recuerda la figura ideal a la que quieren llegar cada vez que abren la puerta del refrigerador. Muchas veces, si estamos en casa, no tenemos otra actividad y pensamos en buscar algo para comer. Es una especie de ansiedad o necesidad de hacer algo. Ver esa foto te ayudará a llegar a la figura deseada porque te va a recordar que no necesitas nada de ahí.

6. Prepara una jarra de tu té favorito

Teniendo la jarra en la nevera, lo puedes tomar frío o lo puedes calentar en dos minutos en el horno microondas. Es un excelente aliado para cuando nos sentimos ansiosos. Muchas veces confundimos la sed con hambre. También ocurre que no es que tengamos hambre, sino ganas de comer algo. Entonces por eso es buen aliado el té y tener siempre a mano, productos que no te hagan salir demás del régimen alimenticio que elegiste. Estar hidratados ayuda a sentirnos mejor.

7. No dejes de hacer algún tipo de ejercicio diario

Cuando preparaste el programa para llegar a tu figura ideal, has de haber puesto un tiempo determinado de ejercicios diarios. Si no puedes salir a caminar porque estaba lloviendo, ten un respaldo de ejercicios para hacer. Ya sea de algún programa en tu celular o tu televisión. Otra idea es que coloques música y te muevas a su ritmo usando brazos, piernas y traslados por el tiempo que decidiste que te vas a ejercitar diario. También están las bicicletas estáticas, las elípticas, que queman muchas calorías en poco tiempo.

Si no sabes o no te atreves a preparar tu programa para llegar a tu figura deseada, busca ayuda. Tal vez un amigo, amiga o en un gimnasio puedes contratar los servicios de un entrenador que te de unas rutinas y un régimen a seguir. No tiene que estar todo el tiempo contigo. Ya una vez que da los pasos, puedes seguir por tu cuenta. Eso sí, debes tener constancia y hacer el propósito de llegar a tu meta. Esperamos que lo logres.


El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

Reactions

3
1
2
0
0
0
Already reacted for this post.

Leave a Reply