Crisis de Coronavirus

Por tratarse de un tema de salud pública y de alto interés informativo, como servicio a los usuarios, CVCLAVOZ ha decidido habilitar este espacio con toda la información más relevante en cuanto a la pandemia del coronavirus.

Please log in or register to like posts.
Blog

Alguien comparó el arrepentimiento con un cambio de dirección, propósito y estilo de vida. Es decir, no solo es pedir perdón, sino dejar todo lo que estaba delante de nosotros ese momento y tomar otro camino, una ruta totalmente contraria a la que teníamos,  ¡este paso es arrepentirse de corazón!

Arrepentimiento es cuando usted cambia

Me gustaría enfatizar las palabras de Thomas Brooks, un extraordinario pastor, escritor y teólogo, sobre este tema:

«Clemente, uno de los discípulos de los apóstoles, cuenta que Pedro se arrepintió de tal modo que toda su vida después, cuando oía el canto de un gallo, caía de rodillas y lloraba amargamente pidiendo perdón por su pecado. ¡Oh almas! podéis pecar fácilmente como los santos, pero ¿pueden arrepentirse como los santos? muchos mencionan el pecado de David y de Pedro como excusa para sus debilidades, pero no pueden arrepentirse como David y Pedro, por tanto, han de perecer para siempre». Thomas Brooks (1608-1690).

El arrepentimiento de Pedro por su traición fue tal, que no era el mismo de siempre, entregó su vida entera a la obra del Señor y no lo detuvieron las amenazas de muerte; simplemente decidió tomar otro camino.

Humíllate delante del Señor

Si se humillare mi pueblo, sobre el cual mi nombre es invocado, y oraren, y buscaren mi rostro, y se convirtieren de sus malos caminos; entonces yo oiré desde los cielos, y perdonaré sus pecados, y sanaré su tierra.

2 Crónicas 7:14 (RVR 1960)

El Señor desea un arrepentimiento sincero, aquel que se demuestra en acciones. Por tanto, no solamente pidas perdón o llores por tu pecado, sino ¡cambia tu camino!,  renuncia completamente a aquello que desagrada a Dios y entrégale tu vida. Si deseas que Él sane tu corazón y te perdone, no solo debes expresar palabras de arrepentimiento.

Para finalizar, quisiera citar nuevamente las palabras de Thomas Brooks «El arrepentimiento no es fácil; y está más allá de las fuerzas humanas. Porque para arrepentirse uno necesita el mismo poder que levantó a Cristo de los muertos, es decir, se necesita el poder de Dios».

Si notas que tu vida continúa igual, a pesar de haber pedido perdón mil veces, ¡es tiempo de actuar! Humíllate delante del Señor, busca su rostro y pide que te ayude a cambiar, entonces, comenzarás a levantarte.


El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

Reactions

9
6
1
0
0
0
Already reacted for this post.

Deja una respuesta