Copa de sufrimiento
Copa de sufrimiento

Copa de sufrimiento

El sufrimiento es algo que nadie espera, más bien se lo evita; ninguno quiere pasar por ese valle sombrío y cuando estamos en medio de esa copa de sufrimiento debemos recordar que no estamos solos.

Él se adelantó un poco más y se inclinó rostro en tierra mientras oraba: «¡Padre mío! Si es posible, que pase de mí esta copa de sufrimiento. Sin embargo, quiero que se haga tu voluntad, no la mía».

Mateo 26:39 (NTV)

Hay desiertos que son necesarios de atravesar. Jesús mismo pasó esta copa de sufrimiento, pero se dirigió a Dios para pedirle que, si era posible, le permitiera evitarlo y confió en que su respuesta era conforme a su propósito y buena voluntad.

No temas ante la copa de sufrimiento porque no estás solo

En Lucas 22:43, indica que:  «Y se le apareció un ángel del cielo para fortalecerle» Jesús recibió la fuerza que necesitaba para cumplir con este plan perfecto de Dios para salvar a la humanidad.

El Señor tiene el control de todo, y aún en medio de todo sufrimiento siempre podemos confiar en que no estamos solos y que Él cuida de nosotros.

Te amo, Señor; tú eres mi fuerza. El Señor es mi roca, mi fortaleza y mi salvador; mi Dios es mi roca, en quien encuentro protección. Él es mi escudo, el poder que me salva y mi lugar seguro.

Salmos 18:1-2 (NTV)

Oración del día

Padre, necesito mucha fuerza para pasar esta copa de sufrimiento, te pido que me ayudes, hay muchas cosas que no entiendo pero confío en que tú tienes el control y que estoy en tus manos. 

Gracias por escucharme y porque estás conmigo en todo tiempo. En el nombre de Jesús, amén.

Aplicación

Ante el sufrimiento, ¿de qué manera mantienes la fortaleza para seguir adelante? 

El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana

CVCLAVOZ

. El presente se escribió en su totalidad por un ser humano, sin uso de ChatGPT o alguna otra herramienta de inteligencia artificial.

CVCLAVOZ

Facebook
Twitter
Email
LinkedIn
WhatsApp

¿Vives buscando pelea?

Sin importar las diferencias que tenemos con los demás, lo importante es respetar diversos puntos de vista y respetar los nuestros, sin andar buscando pelea.

¿Vives como un hijo de Dios?

Debes vivir como un hijo de Dios, pero no en tus propias fuerzas o logros, necesitas del Espíritu Santo, sin Él sólo serás un religioso más.

Siendo hacedores y no solo oidores

Tiempo de lectura:

< 1 minute

Autor

Comentarios

Likes

6

Deja un comentario