Buscando ser prestigioso
Buscando ser prestigiosos

Buscando ser prestigiosos

No es malo tener aspiraciones, pero nunca debemos olvidarnos de tener humildad. Podemos lograr prestigio de diversas formas en este mundo; sin embargo, el mayor logro debe ser crecer espiritualmente y acercarnos cada vez más a Dios. 

¿Buscas grandes cosas para ti mismo? ¡No lo hagas! Yo traeré un gran desastre sobre todo este pueblo; pero a ti te daré tu vida como recompensa dondequiera que vayas. ¡Yo, el Señor, he hablado!”».

Jeremías 45:5 (NTV)

Porque Dios no requiere ya de sacrificios, ni fórmulas o normas como las de antes para dirigirnos a Él. Sí requiere que tengamos un corazón limpio, libre de odios y lleno de amor. Es así de sencillo. Y no es que no quiere que tengamos aspiraciones porque para eso nos dio los dones, para desarrollarlos. 

Pero si con nuestros dones conseguimos el éxito y llegamos a tener un prestigio extraordinario y un valor para las personas, no dejemos jamás de ser humanos, humildes, asequibles; porque muchos se creen superiores por ese prestigio. 

Prestigiosos sin creernos superiores a otros y a Dios

Hay personas que quieren ser más que Dios y debemos recordar que por ello fue expulsado el demonio del cielo. Tenía talentos, pero llegó al punto de creerse o querer ser superior a Dios. El Señor es solo uno y no hay cabida para más. Mucho cuidado con las aspiraciones. 

Has sido arrojado a la tierra, tú que destruías a las naciones del mundo. Pues te decías a ti mismo: “Subiré al cielo para poner mi trono por encima de las estrellas de Dios. Voy a presidir en el monte de los dioses, muy lejos en el norte.Escalaré hasta los cielos más altos y seré como el Altísimo”.En cambio, serás bajado al lugar de los muertos, a las profundidades más hondas.

Isaías 14:12-25 (NTV)

Busquemos el prestigio de ser personas talentosas pero humildes. Con éxito, pero sin mirar a otros como menos porque no sean tan exitosos. Estemos claros en quiénes somos, pero con nuestros pies bien enraizados en Dios y bien colocados en la Tierra. Nunca dejemos de darle prioridad al Señor.

Necesitamos aprender que lo que más desea Dios es que nosotros tengamos una relación con Él, no una religión. El Señor ya no requiere de normativas sino de tiempo para Él. Que le hablemos, le consultemos y lo busquemos siempre, aun cuando no lo necesitemos. ¡Inténtalo!

Oración del día

Bendito y amado Dios de mi vida,  gracias por todo Tu amor y bondad. Vengo ante Ti a pedirte perdón si alguna vez me he creído más de lo que soy o te he cuestionado. Sé que nos entiendes, pero sé también que no soy quién para cuestionarte cuando las cosas nos parecen injustas, no las entendemos, pero me recuerdo de tu Soberanía

Gracias por estar siempre que te necesito y por hacerme entender aun las cosas que me cuestan entender. Gracias por tu amor una vez más, en el nombre de Cristo Jesús, amén.

Aplicación

¿En qué ocasiones has cuestionado a Dios por algo que no entiendes por qué ha pasado?

El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana

CVCLAVOZ

. El presente se escribió en su totalidad por un ser humano, sin uso de ChatGPT o alguna otra herramienta de inteligencia artificial.

CVCLAVOZ

Facebook
Twitter
Email
LinkedIn
WhatsApp

El éxito está en lo que no se ve

El éxito en las cosas que hacemos no está solamente en lo que se ve, la mayor parte está en las cosas que no se ven pero que realmente importan.

¿Vives buscando pelea?

Sin importar las diferencias que tenemos con los demás, lo importante es respetar diversos puntos de vista y respetar los nuestros, sin andar buscando pelea.

¿Vives como un hijo de Dios?

Debes vivir como un hijo de Dios, pero no en tus propias fuerzas o logros, necesitas del Espíritu Santo, sin Él sólo serás un religioso más.

Tiempo de lectura:

2 minutes

Autor

Comentarios

Likes

7

Deja un comentario