Please log in or register to like posts.
Blog
Tiempo de lectura: 2 minutos

Cualquiera que mira el mundo de hoy puede llegar a la conclusión de que la justicia no existe, porque estamos rodeados por la corrupción y la injusticia. Y al parecer no vale la pena seguir el buen camino porque los malos prosperan más que los buenos.

¿Qué hacer frente a una injusticia?

La injusticia no debe sorprendernos, Jesús habló del camino ancho y angosto. El camino más transitado es el que lleva a la perdición y muchos lo escogen porque creen que es el mejor. Sin embargo, Jesús nos aconseja tomar el camino angosto.

Entren por la puerta angosta. Porque la puerta y el camino que llevan a la perdición son anchos y espaciosos, y muchos entran por ellos; pero la puerta y el camino que llevan a la vida son angostos y difíciles, y pocos los encuentran.

Mateo 7:13-14 (DHH).

Frente a la injusticia

En lugar de enojarnos o buscar venganza, Dios nos ordena concentrar nuestra atención en hacer el bien. «Confía en el Señor y haz el bien…» (Salmos 37:3). Recuerda que del Señor es la venganza y Él pagará conforme a lo que se merecen. Por lo tanto, nuestra única responsabilidad frente a una injusticia es hacer el bien, aunque no lo merezcan.

La recompensa del injusto

Hacer injusticia parece ser bueno, sin embargo tiene su recompensa. Todos, un día estaremos delante de Dios y seremos juzgados. La Biblia dice que esto les sucederá a los malvados:

Pues los perversos serán destruidos, pero los que confían en el Señor poseerán la tierra. Pronto los perversos desaparecerán; por más que los busques, no los encontrarás.  entonces vivirás seguro en la tierra y prosperarás.

Salmos 37:9-10 (NTV).

La promesa de Dios para los justos

Confiar en el Señor y hacer el bien, tiene recompensas buenas. Por esa razón, no debemos inquietarnos ni tener miedo a los que hacen el mal porque Dios es soberano y hará justicia en su tiempo.

Deja todo en manos de Dios y sigue adelante, confiando en el Señor y haciendo el bien.

Él hará resplandecer tu inocencia como el amanecer, y la justicia de tu causa brillará como el sol de mediodía.

Salmos 37:6 (NTV).

El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

Reactions

3
8
0
0
0
0
Already reacted for this post.

Deja una respuesta