Deja de contemplar el espejo y levanta tu mirada

Deja de contemplar el espejo y levanta tu mirada

¿Conoces gente que se pierde en su reflejo? Es importante dejar de contemplar el espejo y levantar la mirada.

Perdida en su reflejo

Un grupo de turistas estaba viajando por las montañas suizas. Llegaron a un punto desde el que podían contemplar los magníficos picos cubiertos de nieve y divisar el profundo azul de los lagos alpinos a sus pies. La vista era realmente maravillosa.

Después que los visitantes hubieran estado allí largo tiempo en silencio, ante la maravilla de la creación de Dios, el conductor se dio cuenta de que una mujer, sentada sobre una roca, parecía no poner atención alguna a toda aquella belleza arrebatadora. En lugar de ello, estaba  mirándose constantemente en un pequeño espejo, arreglándose el cabello y empolvándose la nariz.

Al ver volver a los turistas, el chófer del autobús les hizo una señal para que vieran el contraste entre la mujer inclinada hacia el suelo y la satisfacción que mostraban aquellos admiradores de la creación de Dios.

Levanta tu mirada

Muchas veces nos quedamos perdidos en nuestro reflejo, en lo que nos muestra el espejo o nos sumergimos en nuestras preocupaciones y no somos capaces de ver lo que hay a nuestro alrededor.

Somos incapaces de ver más allá y de levantar nuestra mirada para glorificar a Dios, cuando el propósito de nuestra creación fue ese.

¿Ya viste todas las maravillas que Dios hizo? Y no se trata solamente del paisaje, sino de los milagros que cada día hace. Desde la oportunidad de despertar un día más, el tener un techo, alimentos, salud, familia y un trabajo; todo es porque a Dios le ha placido bendecirnos.

¡Den gracias al Señor, porque él es bueno! Su fiel amor perdura para siempre.

1 Crónicas 16:34 (NTV)

Ya deja de contemplar el espejo

Deja de fijar tu mirada en ti y en tus circunstancias y empieza a contemplar aquello que Dios hace cada día por ti, en ti y en tu familia.

Si sólo miras el espejo te perderás de todas las maravillas que Dios tiene para ti. Quizás tu vida no sea perfecta o como tú la quieres, pero hay muchas cosas por las cuales agradecerle.

¡Vamos! Es tiempo de levantar la mirada y dejar de contemplar ese espejo; fija tu mirada en Él.


El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana

CVCLAVOZ

. El presente se escribió en su totalidad por un ser humano, sin uso de ChatGPT o alguna otra herramienta de inteligencia artificial.

CVCLAVOZ

Facebook
Twitter
Email
LinkedIn
WhatsApp

¿Con deseos de venganza?

Los deseos de venganza nos alejan de la voluntad de Dios, mejor dejemos nuestra causa en Sus manos, Él obrará con justicia divina.

Tiempo de alegrarnos en los problemas

Dios nunca dijo que no tendríamos problemas por creer en Él.

¿Qué es lo que Dios ve en mí?

A veces creemos que no hay esperanza para nosotros, pero si pudiéramos saber qué es lo que Dios ve en nosotros, veríamos nuestro verdadero valor.

Tiempo de lectura:

2 minutes

Autor

Comentarios

Likes

0

Deja un comentario