Dios nos otorga la libertad

Dios nos otorga la libertad

Sabemos de muchas personas que no quieren hacerse cristianos porque sienten que van a perder su libertad; no saben que Dios nos otorga libertad.

¿Qué es la libertad?

Hay una diferencia grande entre libertad y libertinaje. Libertad es tener la posibilidad de poder tomar decisiones y escoger formas y caminos en la vida, y la decisión que define la vida de una persona es, si va a vivir de acuerdo con los deseos de su carne o de acuerdo con los deseos de su espíritu.

Lo cierto es que estamos compuestos de ambos; por ello, será una lucha constante de lo que sentimos que nos otorga libertad, aun cuando hayamos tomado la decisión. Algunos lo llaman tener conciencia. Sí, puede ser; tener conciencia del bien y del mal. Esa es la libertad que Dios nos otorga.

Si decidimos vivir por la carne, no veremos que es una fuerza que debemos echar a un lado cada día, porque las consecuencias que nos trae son duras de afrontar. Podemos incluso pensar en la carne, que somos personas buenas. Entonces, cuando fallemos, porque fallaremos, viviremos con la culpa de una falla moral y estaremos tratando de buscar respuestas a por qué fallamos, que no vamos a encontrar. No podremos entender la libertad que Dios nos otorga.

En cambio, si decidimos escoger la realidad de que Jesús nos ha liberado de todos los yugos de este mundo, en Él encontraremos la fuerza para vencer toda tentación que se nos presente. Podremos vivir una buena vida, porque aprenderemos a ser la mejor versión de nosotros mismos. Sin Su ayuda no lo lograríamos.

Una libertad inigualable

La libertad que nos otorga Jesús, nuestro Dios, solo la podemos experimentar cuando creemos en Él.

La libertad que Dios nos otorga es una oportunidad única, sin igual. Nos hace capaces de vivir en fe y de mostrar un amor que no muchos pueden entender y comenzaremos a amar el servir a otros y el vivir en verdad y con confianza en nuestro futuro. Sabremos qué es lo importante y cuál será nuestro destino eterno. Esas son las características de lo que nos puede suceder al aceptar que Jesús habite en nuestro corazón.

Todos los seres humanos han experimentado el sentirse vacíos, sin sentido de vivir. Solo viviendo en el Espíritu, aceptando a Jesús en nuestros corazones, podremos experimentar los tesoros que hemos estado anhelando toda la vida. Esa libertad solo la otorga nuestro Rey y Señor, Dios, Jesús.

Pues ustedes, mis hermanos, han sido llamados a vivir en libertad; pero no usen esa libertad para satisfacer los deseos de la naturaleza pecaminosa. Al contrario, usen la libertad para servirse unos a otros por amor.

Gálatas 5:13 NTV

El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana

CVCLAVOZ

. El presente se escribió en su totalidad por un ser humano, sin uso de ChatGPT o alguna otra herramienta de inteligencia artificial.

CVCLAVOZ

Facebook
Twitter
Email
LinkedIn
WhatsApp

¿No tienes con qué pagar tu deuda?

Todos tenemos una deuda que resulta impagable por nuestros propios medios, pero Jesús ya se encargó de pagarla por nosotros, solamente debemos aceptar ese regalo.

El beneficio de las ganancias

La paz que nos da la fe en nuestro Dios nos proporciona una vida más productiva y con más salud, sabemos que las ganancias que tenemos en Él son eternas.

¿Con deseos de venganza?

Los deseos de venganza nos alejan de la voluntad de Dios, mejor dejemos nuestra causa en Sus manos, Él obrará con justicia divina.

Tiempo de lectura:

2 minutes

Autor

Comentarios

Likes

0

Deja un comentario