¿El trabajo es una carga para ti?

¿El trabajo es una carga para ti?

Cometemos el error de pensar que el trabajo es una carga, lo cual poco a poco se torna en una tortura porque a nadie le gusta llevar  peso en su espalda. Pero, la Biblia nos ofrece lecciones valiosas para nuestras vidas, estas nos ayudarán a quitar las cargas de nuestra alma.

En el caminar diario no solo daremos tiempo a la familia o amigos; sino que, la mayor parte de nuestras vidas está destinada para trabajar. Por esta razón, pensar que el trabajo es una carga será simplemente frustrante; pero Dios tiene un mensaje para nosotros.

El trabajo es una carga cuando miras diferente

Tristemente para la mayoría el trabajo se ha convertido en aquello que rechazan o detestan. Siempre escuchamos algunas frases con tanto pesar y lamento, como: «otra vez lunes», «de vuelta al trabajo»; seguramente si dependiera de ellos no irían a trabajar.

Es natural que como seres humanos deseemos descansar y esperemos unas vacaciones. El problema está cuando el trabajo es una carga o pesar, en aquello que nos lleva a pecar, nos quita el gozo y la paz, llegamos tan enojados y agobiados que nos olvidamos de nuestra familia y de Dios.

Cambia tu mentalidad

Siervos, obedeced en todo a vuestros amos terrenales, no sirviendo al ojo, como los que quieren agradar a los hombres, sino con corazón sincero, temiendo a Dios. Y todo lo que hagáis, hacedlo de corazón, como para el Señor y no para los hombres; sabiendo que del Señor recibiréis la recompensa de la herencia, porque a Cristo el Señor servís. 

Colosenses 3:22-24 (RVR 1960).

En su soberanía el Señor buscó la solución a este problema, y está en su Palabra. Él quiere que cambiemos nuestra manera de pensar, que dejemos de mirar el trabajo como una carga, sino que sea para nosotros un servicio a Dios.

La forma de cambiar nuestra mentalidad es obedeciendo: «no sirviendo al ojo», es decir «no para ser vistos», «no solo cuando nos estén mirando»; «con corazón sincero, temiendo a Dios», «como para el Señor y no para los hombres».

Ama servir a Dios

Una frase cotidiana dice: «ama tu trabajo y no tendrás que trabajar el resto de tu vida». Si amamos a Dios el siguiente paso es servirle, por lo que debes comprender que puedes servir fuera de la iglesia amando tu lugar de trabajo.

Muchos cristianos fieles trabajan honradamente, con amor, esfuerzo, disciplina y dando buen testimonio. Es posible que pocos sepan de ellos, pero el Señor conoce sus corazones y servicio, en su tiempo recibirán su recompensa.

Un pastor decía que «nuestro único pago en esta tierra por el servicio es llegar a casa, echarte en tu cama y tener la satisfacción de haberte cansado por amor a tu Señor». Sabiendo que nuestro trabajo es un acto de honra a Dios, no una carga, te animo a trabajar con todo el corazón y tus fuerzas.


El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana

CVCLAVOZ

. El presente se escribió en su totalidad por un ser humano, sin uso de ChatGPT o alguna otra herramienta de inteligencia artificial.

CVCLAVOZ

Facebook
Twitter
Email
LinkedIn
WhatsApp

¿No tienes con qué pagar tu deuda?

Todos tenemos una deuda que resulta impagable por nuestros propios medios, pero Jesús ya se encargó de pagarla por nosotros, solamente debemos aceptar ese regalo.

El beneficio de las ganancias

La paz que nos da la fe en nuestro Dios nos proporciona una vida más productiva y con más salud, sabemos que las ganancias que tenemos en Él son eternas.

¿Con deseos de venganza?

Los deseos de venganza nos alejan de la voluntad de Dios, mejor dejemos nuestra causa en Sus manos, Él obrará con justicia divina.

Tiempo de lectura:

2 minutes

Autor

Comentarios

Likes

0

Deja un comentario