Crisis de Coronavirus

Por tratarse de un tema de salud pública y de alto interés informativo, como servicio a los usuarios, CVCLAVOZ ha decidido habilitar este espacio con toda la información más relevante en cuanto a la pandemia del coronavirus.

Please log in or register to like posts.
Blog

El virus flota en el aire, es lo último que se escuchó del COVID-19, lo que ha puesto en alerta a millones de personas en el mundo entero.

Por esto mismo, para evitar posibles contagios, es importante tomar medidas de bioseguridad, las cuales nos ayudarán a encontrar el bienestar físico, pero también es necesario hacerlo con nuestra salud espiritual.

¡El virus flota en el aire! ¡Cuidado!

Pues no luchamos contra enemigos de carne y hueso, sino contra gobernadores malignos y autoridades del mundo invisible, contra fuerzas poderosas de este mundo tenebroso y contra espíritus malignos de los lugares celestiales.

Efesios 6:12 (NTV)

Parece una fantasía, pero es real. Porque así como un virus intenta destruir el cuerpo humano, de la misma forma satanás y sus demonios quieren hacerlo con nuestra fe. ¡No se lo permitas!

Normalmente, los virus que no son reconocidos por nuestros anticuerpos, empiezan a infectar células y a multiplicarse para sobrevivir. De la misma forma sucede en lo espiritual; si nuestras defensas están debilitadas, no podrán reconocer el virus del pecado, que podría incluso llevarnos a la muerte.

¿Cuáles son los virus que hacen daño a nuestra fe?

En primer lugar, el agente infeccioso que debilita nuestra fe son los pecados generacionales, aquellos que nos llevan a duplicar los errores de nuestros familiares. ¿Te das cuenta cuán importante es identificarlos?

En segundo lugar, están los argumentos que el enemigo pone en nuestra mente, los cuales nos llevan a pensar en contra de Dios, nosotros mismos y los demás. ¿Has sido víctima de ello alguna vez?

Por último, la atracción por las cosas de este mundo, porque todo lo prohibido siempre va a tocar nuestra puerta.

No permitas que el virus del pecado te infecte, identifícalo, llévalo a los pies de Cristo y decide seguir sus caminos. Porque Él es fiel y justo para perdonarte de tus pecados y limpiarte de toda maldad.

¿Estás dispuesto a reconocer que necesitas de Dios para que ningún virus toque tu cuerpo, alma y espíritu?


El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

Reactions

9
6
0
0
0
0
Already reacted for this post.

Deja una respuesta