¿Eres parte del remanente?

¿Eres parte del remanente?

En la Biblia se menciona esta palabra: «remanente» más de quinientas veces, pero en diferentes conceptos o distintas traducciones de las frases donde usan esa palabra. En el Antiguo Testamento hay varias palabras hebreas que significan eso: «lo que queda», «sobrevivientes», «fugitivos», «el resto».

El remanente de Israel no hará injusticia ni dirá mentira, ni en boca de ellos se hallará lengua engañosa; porque ellos serán apacentados, y dormirán, y no habrá quien los atemorice.

Sofonías 3:13 (RVR 1960).

Somos parte de Su remanente si permanecemos fieles

El remanente se aplica a las personas creyentes, que sobreviven a persecuciones, los que vencen las tentaciones y tienen autodominio. A esos que prevalecen así, se les prometen maravillosas bendiciones y recompensas por su fidelidad a Dios.

Y no debemos confundirnos cuando hablan del remanente de Israel, pues todos somos parte del pueblo de Dios. Somos espiritualmente elegidos por Dios. Nosotros lo recibimos en nuestros corazones, pero Él nos escogió. Dios nos ha amado desde siempre. Nos amó primero.

Nosotros le amamos a él, porque él nos amó primero.

1 Juan 4:19 (RVR 1960).

Y quise traer este tema del remanente, porque hay diversas creencias respecto a este término. Aunque se usa en la Biblia para un grupo de personas que permanecen leales a Dios, muchos piensan que solo se refiere a los restantes del tiempo final, que sale en Apocalipsis.

Entonces el dragón se llenó de ira contra la mujer; y se fue a hacer guerra contra el resto de la descendencia de ella, los que guardan los mandamientos de Dios y tienen el testimonio de Jesucristo.

Apocalipsis 12:17 (RVR 1960).

Debemos desear ser parte del remanente de Dios, de manera permanente. El remanente en nuestro lugar de trabajo, en nuestra urbanización el de nuestro país y nuestra ciudad. Que seamos fieles a Dios y demos testimonio de Él a todos con nuestra vida. Entonces, ¿eres parte de Su remanente?


El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana

CVCLAVOZ

. El presente se escribió en su totalidad por un ser humano, sin uso de ChatGPT o alguna otra herramienta de inteligencia artificial.

CVCLAVOZ

Facebook
Twitter
Email
LinkedIn
WhatsApp

¿No tienes con qué pagar tu deuda?

Todos tenemos una deuda que resulta impagable por nuestros propios medios, pero Jesús ya se encargó de pagarla por nosotros, solamente debemos aceptar ese regalo.

El beneficio de las ganancias

La paz que nos da la fe en nuestro Dios nos proporciona una vida más productiva y con más salud, sabemos que las ganancias que tenemos en Él son eternas.

¿Con deseos de venganza?

Los deseos de venganza nos alejan de la voluntad de Dios, mejor dejemos nuestra causa en Sus manos, Él obrará con justicia divina.

Tiempo de lectura:

2 minutes

Autor

Comentarios

Likes

0

Deja un comentario