Please log in or register to like posts.
Blog
Tiempo de lectura: 4 minutos

Aunque generalmente el insomnio se produce por algo negativo, no siempre es el caso, según la Biblia. En ella encontramos algunos ejemplos de cómo la falta de sueño es una señal de alerta que debemos prestar atención, ya sea porque Dios nos llama la atención, o porque debemos poner en orden nuestra vida.

Cabe resaltar que en muchos casos, el insomnio puede deberse a la ingesta de medicinas o alguna enfermedad. Es por ello que es importante consultar con algún especialista cuando el problema se repite por varios días.

Según la Biblia, el insomnio se produce porque…

No dejamos de pensar en algún pecado

Se quedan despiertos por la noche tramando planes pecaminosos; sus acciones nunca son buenas; no hacen ningún intento por alejarse del mal.

Salmos 36:4 (NTV)

Nuestro deseo por hacer el mal puede mantenernos despiertos, porque no queremos hacer otra cosa que obtener placer.

Si te has dado cuenta de que pasas la mayor parte de la noche teniendo pensamientos pecaminosos, recuerda que el pecado solo da satisfacción temporal. Pero lastimosamente, las consecuencias duran mucho más. Así que antes de hacer algo de lo que te arrepientas después, debes acercarte a Dios y pedirle que cambie tu mentalidad. Después de todo, nuestras acciones son el producto de nuestros pensamientos.

Estamos preocupados por algún problema

No se preocupen por nada; en cambio, oren por todo. Díganle a Dios lo que necesitan y denle gracias por todo lo que él ha hecho.

Filipenses 4:6 (NTV)

Es natural que si estamos preocupados por algo, nuestro pensamiento se centre únicamente en el problema, y por consecuencia, no podamos dormir. La vida no está libre de angustia; y por esa razón podemos perder el sueño. Pero en la Biblia, Jesús nos promete llevar nuestras cargas (Mateo 11:28); así que podemos pedir Su ayuda en cualquier momento.

Nos preocupa el dinero

El trabajador llega a casa y duerme en paz, tenga poco o mucho que comer; pero el rico no puede dormir porque su riqueza le trae muchas preocupaciones.

Eclesiastés 5:12 (PDT)

A veces creemos que si tenemos más dinero, tendremos menos preocupaciones. Sin embargo, la Biblia dice que otra razón por la que se produce el insomnio es el dinero. Alguien que tiene mucho dinero puede vivir cegado por sus riquezas y no pensar en otra cosa que obtener más y cuidar que nadie se lo robe.

En 1 Timoteo 6:10 dice que debemos cuidarnos de no amar al dinero; esto significa que no debemos dejar que las finanzas se conviertan en una carga que nos impida vivir con tranquilidad.

Estamos preocupados por el futuro

Por eso les digo que no se preocupen por la vida diaria, si tendrán suficiente alimento y bebida, o suficiente ropa para vestirse. ¿Acaso no es la vida más que la comida y el cuerpo más que la ropa? Miren los pájaros. No plantan ni cosechan ni guardan comida en graneros, porque el Padre celestial los alimenta. ¿Y no son ustedes para él mucho más valiosos que ellos? ¿Acaso con todas sus preocupaciones pueden añadir un solo momento a su vida?

¿Y por qué preocuparse por la ropa? Miren cómo crecen los lirios del campo. No trabajan ni cosen su ropa; sin embargo, ni Salomón con toda su gloria se vistió tan hermoso como ellos. Si Dios cuida de manera tan maravillosa a las flores silvestres que hoy están y mañana se echan al fuego, tengan por seguro que cuidará de ustedes. ¿Por qué tienen tan poca fe?

Así que no se preocupen por todo eso diciendo: “¿Qué comeremos?, ¿qué beberemos?, ¿qué ropa nos pondremos?”. Esas cosas dominan el pensamiento de los incrédulos, pero su Padre celestial ya conoce todas sus necesidades. Busquen el reino de Dios por encima de todo lo demás y lleven una vida justa, y él les dará todo lo que necesiten.

Así que no se preocupen por el mañana, porque el día de mañana traerá sus propias preocupaciones. Los problemas del día de hoy son suficientes por hoy.

Mateo 6:25-34 (NTV)

Muchos piensan tanto en el futuro que no pueden dormir con tranquilidad. Sin embargo, Jesús nos dijo que no debemos hacerlo porque el Padre está a cargo de todo.

Cuando tenemos fe en que el Señor está al mando de todo, por más que la situación sea adversa, podremos tener la paz que solo pueden gozar los hijos de Dios.

Estamos pensando en las cosas de Dios

Me mantengo despierto toda la noche para meditar en tus mandatos.

Salmos 119:148 (RVC)

El insomnio no es malo en todos los casos. En la Biblia encontramos que podemos quedarnos despiertos porque estamos meditando en la Palabra de Dios.

En estos casos, cuando no podemos dormir porque estamos pensando en algún pasaje de la Biblia, cómo se aplica a nuestra situación, o cómo Dios no habla por medio de ella, es un momento que debemos prestar atención para crecer espiritualmente.

Dios quiere hablarnos

Mientras Samuel descansaba en el santuario del Señor donde estaba el cofre de Dios. La lámpara de Dios todavía estaba encendida. El Señor llamó a Samuel y él contestó:
—Aquí estoy.

1 Samuel 3:3-4 (PDT)

Hay una historia famosa de cómo Dios habló por primera vez a Samuel cuando era un niño. En este caso, Samuel ya estaba durmiendo cuando Dios le despertó; pero esta interrupción en su sueño fue con el objetivo de darle un mensaje importante.

En la actualidad, Dios puede quitarnos el sueño porque quiere que pasemos un tiempo íntimo con Él. Cuando estamos en la cama, por lo general es un tiempo privado en donde no hay interrupciones. Entonces podemos aprovechar ese momento para comunicarnos con Dios y pedirle que nos hable por medio de Su Palabra.


El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

Reactions

6
30
11
0
0
0
Already reacted for this post.

Deja una respuesta