Please log in or register to like posts.
Blog
Tiempo de lectura: 3 minutos

En momentos álgidos de nuestra vida siempre tendremos la necesidad de escuchar y leer un versículo de la Biblia que nos traiga consuelo de Dios.

Hoy queremos compartir 6 versículos de la Biblia donde Dios nos brinda consuelo para el corazón.

Las situaciones más fuertes que atravesamos como seres humanos las experimentamos en todas las áreas como familiar, laboral, financiera y hasta espiritual.

Es importante recibir cada mañana el consuelo de Dios con un versículo que logre avivar nuestro espíritu.

Él da esfuerzo al cansado, y multiplica las fuerzas al que no tiene ningunas.

Isaías 40:29 Reina valera 1960.

No te afanes si llegan momentos donde quieres retirarte de todo y todos a causa de tu agotamiento, justo en esos momentos llega Dios para traer su más grande consuelo.

Piensa por un momento ¿Qué te afana y te roba la paz?

Si ya tienes la respuesta pídele dirección al Espíritu Santo para que puedas derrumbar eso de manera sabia.

Ten misericordia de mí, oh Jehová, porque estoy enfermo; Sáname, oh Jehová, porque mis huesos se estremecen.

Salmo 6:2 Reina valera 1960.

Una de las razones por las cuales las personas toman mayor tensión en su vida es a causa de los diagnósticos médicos, Dios trae hoy sanidad a tu vida y tu familia.

Aunque mi padre y mi madre me dejaran, Con todo, Jehová me recogerá.

Salmo 27:10 Reina valera 1960.

Muchas personas crecen con un corazón altamente herido a causa del abandono de sus padres, evidentemente esto genera tristeza y descontrol emocional, por eso el Señor reafirma su consuelo y paternidad con cada uno de nosotros, recordándonos que Él permanece día a día como padre  abrazándonos con su infinito amor.

¡Recibir el consuelo de Dios sí es posible!

Dios quiere consolar la herida más pequeña de tu alma pero requiere de una persona que le cree y que le ama.

Cercano está Jehová a los quebrantados de corazón; y salva a los contritos de espíritu.

Salmo 34:18 (Reina Valera 1960)

Cuando nos hacemos adultos por lo general las situaciones duras crecen un poco más, desilusiones sentimentales, fraudes familiares y un sin número de situaciones que quebrantan nuestra fe y dañan el corazón.

Ella es mi consuelo en mi aflicción, porque tu dicho me ha vivificado.

Salmo 119:50 (Reina Valera 1960)

La palabra de Dios siempre llega en momentos justos para traer un bálsamo a nuestros corazón, evitarla sería ser indiferente a la voz de Dios aun cuando quiere restaurar lo más pequeño de nosotros.

En aquel día dirás: Cantaré a ti, oh Jehová; pues aunque te enojaste contra mí, tu indignación se apartó, y me has consolado.

Isaías 12:1 (Reina Valera 1960)

Nosotros sin Dios no somos nada, pero Dios sin nosotros sigue siendo Dios.

Herir el corazón del Padre es una acción muy común en nosotros los seres humanos, pero que lindo y misericordioso es el Señor que aún encima de nuestras fallas Él sigue limpiando nuestras lágrimas y consolando el alma.

Por más grave que haya sido nuestro error su amor no se aparta de nosotros.

5 actitudes para recibir el consuelo de Dios

  • Ten humildad para escuchar la voz de Dios.
  • Abre tu corazón para recibir lo nuevo.
  • Reconoce tus cargas emocionales.
  • No cuestiones la obra de Dios.
  • Acepta los tiempos que Jesús tiene preparado para ti.

Nunca olvides que aunque lleguen esos momentos de ansiedad y tristeza el amor y el consuelo de Dios siempre te alcanzarán.

No dudes nunca de buscar su presencia por que solo allí habitará la verdadera paz. 


El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

Reactions

1
12
0
0
0
0
Already reacted for this post.

Deja una respuesta