Please log in or register to like posts.
Blog
Tiempo de lectura: 3 minutos

Si te has preguntado cómo estar presente para un enfermo de cáncer, este artículo es para ti.

No existe una fórmula mágica para dar palabras de aliento a un enfermo de cáncer. Simplemente porque cada situación —al igual que las personas que las están viviendo— son únicas. Es por eso que este artículo no pretende ser un tutorial.

Lejos de ser un ABC de palabras o frases, esperamos que estas líneas sean un espacio para reflexionar sobre cómo acompañar a alguien que probablemente está pasando uno de los momentos más duros de su vida. Una dificultad para la que nadie se prepara y nunca espera. 

Cómo dar palabras de aliento a un enfermo de cáncer

Sé las manos y pies de Jesús

Es crucial decir presente de forma práctica. El ser humano es tripartito: somos cuerpo, alma y espíritu; una persona que lucha contra el cáncer va a necesitar tus oraciones, pero también necesitará:

  • Comida caliente.
  • Ayuda en la casa.
  • Transporte a las citas médicas.
  • Cuidado de sus hijos.
  • Apoyo financiero para cubrir gastos.

Entre otras muchas cosas más; esta lista solo incluye las más comunes.

Un evangelismo práctico en el proceso de estar presente para un enfermo de cáncer es aportar en lo cotidiano.

Entonces el Rey dirá a los de su derecha: Venid, benditos de mi Padre, heredad el reino preparado para vosotros desde la fundación del mundo. Porque tuve hambre, y me disteis de comer; tuve sed, y me disteis de beber; fui forastero, y me recogisteis;  estuve desnudo, y me cubristeis; enfermo, y me visitasteis; en la cárcel, y vinisteis a mí. 

Mateo 25:34-36 (RVR 1960)

No juzgues

La CDC (Centro para el control y la prevención de enfermedades) ha establecido que algunos factores de riesgo de cáncer se pueden vincular con ciertos grupos de edades y algunos cánceres aparecen más tarde en la vida porque son causados por actividades que se hacen o exposiciones que se tienen durante muchos años.

Sin embargo también los antecedentes familiares juegan un papel importante. Ahora bien, no todo cáncer es vinculable a una exposición, actividad o antecedente familiar. No es nuestro lugar juzgar una persona. Lejos de eso, los pacientes de cáncer necesitan un ser humano capaz de apoyar sin juicio de ningún tipo.

La misericordia, la compasión, la empatía y el amor es el mejor acompañamiento que podemos dar a las vidas que luchan contra una enfermedad agresiva. Es la manifestación mas real del amor de Dios.

Hay pensamientos que jamás debes de expresar y que debes llevarlos al filtro de la Palabra de Dios. Nunca le comentes a una persona que el cáncer es:

  • Una maldición generacional.
  • Consecuencia de su mala alimentación.
  • Efecto de su falta de ejercicio.
  • Falta de fe.

No juzgues para que no seas juzgados. Porque con el juicio con que juzgáis, seréis juzgados, y con la medida con que medís, os será medido.

Mateo 7:1-2 (RVR60)

Escuchar sin cuestionar es clave en especial cuando la persona ha tomado una decisión en cuanto al tratamiento que desea seguir. Evita hacer preguntas como: «¿Estás seguro que ese procedimiento es lo mejor?», «¿Buscaste una segunda opinión?» Esas preguntas pueden sembrar duda e inseguridad en la persona. No busques motivos para explicar la situación y no ataques su espíritu. Escucha y apoya; déjale lo demás a Dios.

Da ánimo

Es aquí donde la Palabra de Dios es tu mejor herramienta. Podemos tener las mejores intenciones, pero nuestras palabras en lo natural se quedan cortas cuando se trata de dar aliento. Sin embargo, la mejor forma de estar presente para un enfermo de cáncer es compartiendo la esperanza que abraza la Palabra de Dios. La Biblia es un bálsamo en el dolor y las pruebas.

Aquí tienes una lista de versículos bíblicos que puedes compartir:

  • «El Señor está cerca de los que tienen quebrantado el corazón; él rescata a los de espíritu destrozado.» (Salmos 34:18 NTV)
  • «Sea tu misericordia, oh Jehová, sobre nosotros, según esperamos en ti.» (Salmos 33:22 RVR 1960)
  • «Me mostrarás la senda de la vida; en tu presencia hay plenitud de gozo; delicias a tu diestra para siempre.» (Salmos 16:11 RVR1960)

Esperamos que este artículo te ayude mientras acompañas a alguien que lucha contra el cáncer. Recuerda que tú también debes estar lleno de fe y fortaleza, porque de la abundancia de nuestros corazones hablaremos.

Ten presente que Dios es quien conoce nuestros tiempos y propósito. Su plan divino siempre es bueno y su voluntad buena, agradable y perfecta. A pesar de toda circunstancia podemos descansar en el conocimiento de Su amor. Abraza esa verdad y compártela.

Si quieres aprender más, únete a la campaña #Reconfortados.


El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

FUENTE CONSULTADA
Cáncer. Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades. Recuperado el 2 de noviembre de 2022, de https://www.cdc.gov/spanish/cancer/index.htm

Reactions

2
1
0
0
0
0
Already reacted for this post.

Deja una respuesta